Un empresario estadounidense fue condenado a 10 años de cárcel por vender de manera ilegal cuerpos que robaba destinados a la investigación.

Ernest Nelson, de 51 años, propietario de una empresa proveedora de cuerpos para investigación a hospitales y empresas farmacéuticas, fue condenado el jueves a diez años de cárcel por tráfico de cadáveres.

Así lo informaron fuentes judiciales de Los Angeles, citadas por la agencia italiana Ansa.

Nelson fue hallado culpable el 14 de mayo pasado por hurto agravado, asociación para delinquir y fraude fiscal.

Según los cargos que se les imputan, Nelson y Henry Reid, un ex funcionario de la Universidad de California, en Los Angeles, vendieron cadáveres desde 1999 a 2004.

Reid, ex jefe de la Universidad de California en el programa de cuerpos donados a la ciencia, fue condenado en enero pasado a cuatro años y cuatro meses de prisión.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here