Impactantes imágenes de una milagrosa escena captada por las imágenes de un comercio.

Un coche sale del camino y termina estrellándose contra la vidriera de un comercio en el centro de la ciudad de Penrith, cerca de Sydney.

Las cámaras de seguridad capturaron la secuencia del heroico momento en el que un padre, Andrew Leach, que para poner a salvo a su hijo, el pequeño Hayden de pocos meses, cubrió con su cuerpo al bebé y evito que sea atropellado por un coche fuera de control.

El automóvil perdió el control ya que su dueña, una mujer de 82 años, sufrió un ataque de corazón. El vehículo golpeó en las piernas al padre que resultó ileso. Recientemente Sky News ha publicado las imágenes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here