Luz Milagros como fue bautizada se encuentra internada en grave estado.

En las últimas horas le fue detectada una infección que podría afectar su sistema neurológico y la función renal. El ministro de Salud chaqueño admitió que «hubo un error médico de protocolo; una falla humana»

El estado de salud de la beba prematura Luz Milagros, que fue dada por muerta en el hospital Perrando de Resistencia, es «muy grave» debido a una infección detectada en las últimas horas.

 

La jefa del Servicio de Neonatología del Hospital Perrando de Resistencia, Diana Vesco, informó que ante este cuadro infeccioso la beba está siendo tratada con «antibióticos» y que mañana se dará a conocer otro informe.

 

La beba nació prematura el 3 de abril y fue erróneamente dada por muerta y rescatada de la morgue por su madre 12 horas después, al borde del congelamiento.

 

A partir de lo ocurrido, las autoridades del hospital iniciaron una investigación sumaria a la ginecóloga, la neonatóloga y la partera, que tuvieron contacto directo con la madre y la beba, y también se investiga a los jefes de neonatología y ginecología.

 

El ministro provincial de Salud, Francisco Baquero, opinó que «hubo un error médico de protocolo; se trató de un error humano».

 

En tanto, el gobierno de la provincia, a través de la Fundación Chaco Solidario y la Coordinación Social de la Gobernación, concretó una ayuda económica a la familia de Luz Milagros.

 

El padre, Fabián Verón, recibió hoy teléfonos celulares, un subsidio económico para la compra de mercadería y traslados, una motocicleta y pasajes para que la abuela de la nena pueda viajar a Resistencia.

 

El ofrecimiento de asistencia fue brindado ayer por el gobernador chaqueño Jorge Capitanich en una reunión que mantuvo con la madre de la beba, Analía Bouter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here