La Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB por sus siglas en inglés) inició hoy una investigación sobre la colisión de un avión de dos pisos de Air France que golpeó a otro más pequeño de Comair cuando se encontraban en pista en el aeropuerto JFK de Nueva York.

El accidente no causó heridos. La colisión sucedió el lunes por la noche, cuando el Airbus A380 de Air France, el avión más grande del mundo, pasó cerca del pequeño avion de Comair dándole con el ala izquierda en la cola y haciéndolo girar más de 45 grados.

En el Airbus había 485 pasajeros y 25 personas de tripulación y el Comair llevaba 52 pasajeros más cuatro miembros de tripulación, informó la NTSB.

Según la edición digital de “USA Today”, durante la última década la NTSB ha puesto más énfasis ante la posibilidad de accidentes aéreos en las pistas realizando numerosas recomendaciones.

John Cox, asesor de seguridad aérea, explicó al rotativo que los pilotos tienen que confiar en la seguridad diseñada por los aeropuertos para asegurarse de que no golpean a otros aviones porque muchas veces no pueden ver las puntas de las alas de sus aparatos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here