Los efectivos que intervinieron en el operativo resultaron heridos, por lo que están con licencia médica.

El joven herido accidentalmente por un agente de la policía, mientras se intentaba controlar una trifulca en el distrito de Bowen, perdió el ojo, según indica el último parte médico. En el lugar del hecho, se secuestraron armas blancas, además de una pistola con dos cargadores y cinco cartuchos.

Mauricio Sebastián Carmona de 24 años, quien se encontraba internado en el Hospital Central de Mendoza con pronóstico reservado, perdió el ojo según indica el último parte médico. La información oficial indica que el pasado domingo a las 5:30, los efectivos de la Comisaría 46º de Bowen arribaron a la intersección de esquina de Sarmiento y Perón para controlar una gresca en la que participaban varios individuos, armados con armas blancas y elementos varios.

Con la intención de disuadir a los encarnizados rivales, la auxiliar María Gabriela Abell, efectuó un disparo con balas de goma con la intención de calmar los ánimos, con la desgracia que el disparo dió en la cara de Carmona, que quedó gravemente herido en el piso, siendo auxiliado por una ambulancia que lo trasladó al centro asistencial de la zona, desde donde se dispuso su traslado a Mendoza, dado la gravedad de la herida.

En el lugar del hecho se secuestró además una camioneta Toyota Hilux, donde se halló una pistola con dos cargadores y cinco cartuchos, arma que se investiga si ha tenido participación en otros hechos, sumado a las armas blancas que se secuestraron a los individuos que intervenían en la pelea.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here