Este Tomba te contagia alegría. No hay caso. Con una muestra de amor propio tremenda, Godoy Cruz demostró esta anoche porqué es el equipo revelación del Clausura.

El Expreso, en un partido trabado y sucio sacó a relucir nuevamente su chapa de puntero y venció 2 a 1 a Atlético Tucumán, sobre la hora y con un jugador que se vistió de figura: Federico Higuaín.

Si bien la punta seduce, porque el país mima al bodeguero, el Tomba anoche ganó más que tres puntos. Dio un tremendo pique sobre sus rivales directos en la bendita cuestión del descenso y prácticamente se sacó de encima a Atlético Tucumán como rival directo en esta lucha por no perder la división.

Con orden y actitud, Godoy Cruz supo manejar el encuentro en los primeros 45 minutos pese a tener bajas en sus habituales titulares. El Laucha Lautaro Formica no estuvo como marcador de punta por izquierda por lesión y Nicolás Olmedo no lo hizo en el mediocampo debido a su suspensión. Pero sus remplazantes Zelmar García y Sergio Sánchez se entregaron a pleno para poder suplir sus ausencia y si bien hubo nervios y desaciertos, ambos cumplieron en el conjunto de Omar Asad.

Enfrente, Atlético Tucumán mostró porqué es uno de los equipos que más golpeados viene en este Clausura. Sin ya Chiche Sosa como DT y sin sus figuras como Juan Pablo Pereyra y Luis Rodríguez, el Decano trató de conseguir un empate como fuese y casi lo logra.

Porque tras un primer tiempo donde el Expreso se llevó el protagonismo, el complemento fue más de lucha y de garra para ganarlo.

Federico Higuaín apareció en los momentos claves y fue importantísimo en este triunfo. En la primera parte definió una jugada por derecha, con un remate rasante y cruzado que se le escurrió entre las manos a Lucas Ischuck.

Atlético propuso mucha más furia que juego, pero en el complemento se encontró con un premio por salirse de su propio esquema. Bombazo que no pudo contener desde afuera del área el Loco Ibáñez y rebote para que Satanás Páez, al mejor estilo goleador, pusiera el 1 a 1.

Luego, como buen equipo que conoce el ascenso, el Decano se plantó a pelearla hasta el final. Perdió a Deivis Barone con expulsión y el Tomba también corrió la misma suerte con Sergio Sánchez que se fue un poco de más en una falta y también vio la roja.

Con espacios y los tucumanos metidos atrás el Expreso insistió una y otra vez sobre el área visitante. Hasta que Federico Higuaín encaró y le dio de afuera para cruzarla y meterla junto al palo derecho de Ischuck.

Luego, lo que le decimos. El Tomba contagia de alegría. Porque todos cantaron felices. En enero estaban agobiados por la promoción y hoy prometen mucho más que un equipo que quiere salvar la categoría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here