rally225Por María Pía Del Bono. Los pilotos no sólo se bastan de su muñeca, nervios de acero o la mera preparación deportiva para afrontar cada reto, más aún si se trata del rally más exigente del mundo, sino que también resultan fundamentales otros elementos para poder estar bien.

En este tipo de competencia se necesitan las manos expertas de un masajista para aliviar tensiones, el agotamiento y ese dolor que parece calar los huesos cuando termina cada etapa del Dakar.

Por eso cada día, poco después de que llegan al vivac, los grandes animadores de este Dakar dejan a un lado los roadbook (hoja de ruta), los cascos, el antiflama y esas pesadas botas –en el caso de los motociclistas- y se entregan a las manos del experto.

No importa el sol, tampoco la arena que vuela en el campamento instalado en pleno desierto de Atacama, ni esa resolana traicionera que ataca impiadosa por estas latitudes: la cita es ineludible y a la hora señalada se tienden en cuero, y en la mayoría de los casos en ropa interior, sobre la camilla y se olvidan por un rato del próximo reto.

Entre los autos, motos, camiones o en un extremo del mismísimo comedor, donde cientos de personas peregrinan cada atardecer en un frenético ir y venir con bandejas desbordantes de pequeños platos de comida, estos hombres se entregan por completo al momento más esperado después de la carrera.

Son varios los equipos que cuentan con este servicio para sus pilotos y los más grandes los hacen puertas adentro, pero la mayoría no tiene prurito en hacerlo al lado de las máquinas, que al mismo tiempo son sometidas a otras manos que agradecen, la de los mecánicos.

Aquellos masajistas que están en el comedor o en la carpa blanca del “Medical Center” son una gentileza de la organización del Dakar y su costo está incluido en el precio de inscripción que cada piloto paga para competir en el rally.

Otros pilotos, en cambio, se manejan con su propio masajista, como Orlando «Orly» Terranova, quien tiene la generosidad de prestar a Alfredo Morales a sus compañeros de equipo, aunque el mendocino prefiere un ambiente más relajado para aprovechar al máximo ese momento.

Morales no sólo se ocupa de las tensiones y dolores que Terranova lleva al vivac después de casa etapa, sino que además monitorea la nutrición del piloto.

El especialista le cuenta a Télam que según la exigencia que tuvo el piloto en la etapa se elige una técnica del masaje, pero remarca que “es fundamental la conexión, algo que es muy complicado de lograr” y por eso es “primordial el diálogo” para que el masaje llegue a buen puerto.

Las zonas más castigadas a tratat, son el cuello, la espalda (paravertebral) y luego los pies, los cuádriceps y miembros superiores, sobre todo la parte escapularia.

Las técnicas varían según el estado del piloto y del próximo desafío. Van desde el clásico masaje descontracturante, pasando por el masaje linfático y hasta el vaciado venoso.

Esta última técnica es la que utilizó Morales el día anterior al de la jornada de descanso, porque relaja al piloto al máximo y lo hace bajar demasiado, algo contraproducente si hay que afrontar una etapa al día siguiente.

Terranova apunta que etapas, como las corridas por el desierto de Atacama, “te destruyen el cuello” y las dunas resultan “demoledoras” para el auto.

“Contrario a lo que se cree, no son las motos los que más sufren estos caminos, las dunas o las cortadas: somos los que vamos en los autos los que más lo sentimos por los golpes y movimientos bruscos que padecemos en el habitáculo. Es demodelor”, explicó el mendocino, hoy a bordo de una Mitsubishi pero salido del motociclismo.

Morales gesticula y se toca el cuello para indicar los puntos más sensibles de un piloto, mientras de su mochila roja, con el cierre apunto de estallar, comienza a sacar botellitas de todos los tamaños que inundan de los más variados perfumes una de las largas meses de madera para reuniones del equipo Mitsubishi.

Son los aceites esenciales que usa para sus masajes “mágicos” o simplemente aquellos que aliviarán a los pilotos: el de lavanda es para tranquilizar y bajarle las revoluciones al piloto.

El de lemongras – de un delicioso aroma cítrico algo estimulante y también usa los que se combinan con romero y que aportan calor a la zona dañada.

Cremas descontracturantes, parches desinflamatorios de gel frío y crema con cafeína son sólo algunos de los cuidados físicos que requiere un piloto de primera línea para afrontar el desafío Dakar, y que resultan fundamentales con el correr de las etapas cada vez más extremas y con temperaturas que llegan a los 59 grados como en el caso de la de Fiambala.

Pero la alimentación durante la carrera también es fundamental y los pilotos durante la etapa ingieren un número importante de calorias para equipar las 5.000 que consume el organismo.

Morales saca ahora de su mochila una batería de barritas, pequeños paquetes que parecen contener caramelos, y geles y grandes potes plásticos color blanco que contienen un sin fin de vitaminas.

Cada mañana su piloto desayuna con sus multivitaminas y una barrita que se asemeja a la de cereal pero su contextura y aspecto es como la de un turrón blando de yema y su color amarronado, cuyo sabor es bastante suave, con un notorio dejo a mani, principal ingrediente, aunque resulta bastante pesada para paladares no acostumbrados.

La cronista de Télam se atreve a probar cada uno de los suplentes nutritivos que Terranova consume y continúa con lo que el piloto como durante la etapa: gel de café, bomboncitos de maníultra proteicos, otra barrita blanda, y unas gomitas de banana – se parecen a los caramelos masticables- que son las preferidas del mendocino.

Finalmente, una vez que el piloto llega al punto final de la especial ingiere un aminoácido, una pastilla grande, color blanca, que al masticarla parece yeso aunque con gusto a frutilla.

Poco después de que los pilotos llegan al campamento se hacen tiempo para almorzar, conversar con los mecánicos y cuando comienza a caer la tarde, entonces se entregará a ese momento tan ansiado antes de pensar, un poco más relajado, en la próxima etapa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here