La Presidenta dijo que «hay que seguir sosteniéndolo en un mundo en el que se derrumba la actividad económica y el nivel de empleo». Además, abogó por un país más justo y equitativo» y enfatizó: «Quiero ser la Presidenta que construye igualdad de oportunidades». Fue al encabezar un acto en José C. Paz.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró hoy que no hay momento más emblemático y maravilloso que estar frente al pueblo, tras lo que manifestó que su lugar es estar junto a los sectores más vulnerables y que más necesitan del estado.

«No debe haber momento más emblemático y maravilloso para quienes hemos dedicado toda nuestra vida a una idea, que estar frente al pueblo», expresó Cristina, al encabezar esta tarde un nutrido acto de entrega de viviendas en la localidad bonaerense de José C. Paz.

La presidenta agregó que «no hay momento de mayor gloria que el de ver estos rostros de hombres y mujeres de trabajo acompañados por sus hijos y la familia, que vienen a festejar en conjunto el encuentro que significa hoy, que 1.340 familias más puedan acceder a la casa propia».

«Hasta hoy, esas eran viviendas construidas por trabajadores y trabajadoras, pero a partir de hoy son algo diferente, son el hogar de los que las van a habitar», dijo, tras lo que pidió a los adjudicatarios que «cuiden y amen a esas casitas».

Asimismo, les solicitó que «ayuden a tener el barrio lindo, que le tiendan la mano al vecino y la ayuda a aquel que la necesite, y al que todavía no ha podido encontrar su casa», a la vez que indicó que «vamos a venir por más».

En tanto, recordó que «hemos entregado ya aquí más de 7.000 viviendas de las casi 300 mil a lo largo y a lo ancho del país». «Es un momento de gran emoción, de gran cariño poder estar aquí, donde seguiremos estando», afirmó la mandataria, quien acotó: «Nuestro lugar es estar precisamente junto a los sectores más vulnerables, que más necesitan del estado para acceder a la vivienda, a la educación, a la salud, la seguridad».

En este sentido, sostuvo que «ese fue el compromiso de nuestra vida» y el «que empezamos un 25 de mayo de 2003 en el país, para recuperar el trabajo que se había perdido y las viviendas que no se habían construido, para tener las escuelas que nadie se había ocupado de levantar, para que nuestros chicos volvieran al colegio a estudiar y no a comer».

«Estas son las cosas que nos hacen redoblar el compromiso, por que todavía falta», expresó. Asimismo, señaló que «son décadas y décadas de gobiernos que planteaban que solo era posible el ajuste, que no creían en la posibilidad de desarrollar un proyecto político nacional y popular, que contemplara los intereses de trabajadores, de empresarios, de comerciantes, de productores, de educadores».

«No se daban cuenta, o no se querían dar cuenta porque representaban otros intereses, que es preciosamente en la realización del conjunto donde está la clave del desarrollo y el crecimiento de un país más justo y más equitativo».

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here