El diputado Ricardo Puga (TODOS) contó a LV4, la investigación realizada para poder conocer la verdad respecto de la historia de Armando Lucero (65), el hombre que está acusado de violar sistemáticamente a su hija de 35 años durante más de veinte años. Fruto de esas relaciones nacieron siete hijos. Denuncia. Los hechos.

«Estas conductas no se pueden explicar, no se pueden entender -dijo Puga- son conductas totalmente irracionales, vejatorias que ponen en riesgo la credibilidad pública. Primero porque las instituciones del estado no han funcionado adecuadamente y en segundo lugar porque después de 27 años se vienen a conocer las cosas producto de una investigación muy responsable que hicimos con Naman García y el tribunal de familia».
Puga explicó que esto sale a la luz producto de una política de seducción que se hizo con todo el grupo  familiar para que en definitiva terminaran denunciando un hecho, admitiendo la responsabilidad que existía y admitiendo la víctima en un delito que es de instancia privada, que habia «sido víctima desde los 8 años de una violación y que permanentemente había sido vejaciones de tal naturaleza que la llevaron a tener 7 hijos con su padre.

La denuncia

El legislador dijo que ellos tomaron conocimiento de la situación hace aproximadamente 7 meses y no se dio a conocer oportunamente porque esto debe tener un marco de absoluta privacidad ya que están en riesgo menores a los cuales hay que proteger. Además hay que tener certeza respecto de la denuncia porque no se puede irrumpir en un grupo familiar sin toto un proceso de investigación que acredite la veracidad de la denuncia.
A partir de allí, recién se puede avanzar en el tema porque de lo contrario no se tienen pruebas para poder seguir avanzando y justificar lo que se está denunciando.
«Cuando hablamos de encubrimiento -señaló- nos referimos a la pareja de este hombre, a la abuela, a todos los miembros de la familia que conocían la situación y no fueron capaces de denunciar. Salvo este jóven de 17 años que tuvo la valentía de empezar a preregrinar en pos de obtener justicia.»
Hace dos meses, uno de los hijos de Lucero que quería que todo saliera a la luz se acercó a la Legislatura y habló con los legisladores Ricardo Puga y Alejandra Naman. Ellos sabían todo pero esperaban el momento justo para que la denuncia no cayera, como las otras, en saco roto.
En la noche del viernes, y por orden de la Justicia de Familia, Paola y sus siete hijos dejaban la casa de calle Patricias Mendocinas. La posibilidad de empezar una nueva vida se abre para ella, tras muchísimos años de sometimiento y de silencio de su mamá.

 

Los hechos
El detenido está acusado de haber violado a una de sus hijas, hoy de 35 años, desde los 8, producto de lo cual la mujer tuvo siete hijos.
Asimismo, la Justicia investigaría la posible complicidad de la madre de la víctima, de 56 años, quien vivía en la misma casa con Lucero, su hija, y los siete chicos de ésta.
Mientras ingresaba a la fiscalía esposado y con la cara descubierta, el hombre negó rotundamente ante los micrófonos de los canales de televisión ser el autor de los hechos que se le imputan.
Si bien en un comienzo habría trascendido que la jueza Elsa Galera prohibiría la difusión de imágenes del hombre para preservar la intimidad de sus hijos, el director de Investigaciones de la Policía provincial, Juan Carlos Calleri, señaló que «el traslado se hizo normalmente debido a que no tenemos otras circunstancias para ocultar su rostro».
«Es importante que todos conozcamos qué persona es la que pueda cometer hechos de esta naturaleza», estimó el jefe policial. Está previsto que en pocas horas más el hombre comience a cumplir su detención en la Penitenciaría Provincial de Boulogne Sur Mer en esta ciudad.
Allí sería alojado en un sector de máxima seguridad para evitar posibles agresiones de otros presos.
Por su parte, el ministro de Seguridad de Mendoza, Carlos Ciurca, no descartó que el haya cometido «otras violaciones» en su entorno familiar y señaló que «todavía no finalizamos la investigación» del caso.
«Todavía no finalizamos la investigación, creemos que éste es el inicio y la peor parte del hecho», sostuvo Ciurca.
Los abusos, precisó el funcionario, «comenzaron cuando la hija tenía 8 años, y tuvo a su primer hijo a los 17». «Sin embargo, no se descarta que hayan otras violaciones con alguna de sus hijas teniendo en cuenta que el hombre tiene 14 hijos de los dos matrimonios, más los siete que tuvo con su hija como consecuencia de las reiteradas violaciones», precisó.
Puga hizo declaraciones a LV4 antes de ingresar al edificio de Tribunales y aseguró que van a hacer todos los aportes necesarios a la justicia «para garantizar que se cumpla el proceso y vamos a tratar de proteger al grupo familiar con entrevistas con el PE para garantizar la continuidad del estudio de los chicos y el sostén económico de esa familia -finalizó el legislador.
(RadioSanRafael)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here