La Selección local de Maradona venció a Jamaica en el último segundo, luego de ir perdiendo hasta los 39 del segundo tiempo. El nivel del equipo fue horrible, pero el público al menos se entretuvo con los horrores del arquero jamaiquino.

El seleccionado argentino de fútbol, en su versión doméstica, hizo esta noche un papelón histórico al ganarle, a duras penas y en el descuento, al de Jamaica 2-1 el partido internacional que se desarrolló en el Estadio José María Minella, en Mar del Plata. La mancha para el legajo de los argentinos la puso Ryan Johnson, de cabeza, en el primer minuto del segundo tiempo, al aplicar un cabezazo certero, favorecido por todo tipo de ventajas que ofreció el fondo albiceleste. Cuando ya ardía Troya, Palermo empató a 6 minutos del final, y en el segundo final del descuento, Ignacio Canuto capitalizó una serie de rebotes para colocar el 2-1 final. El partido fue tan pobre, de tan bajo nivel, que mirando los cuatro meses que faltan para el Mundial no se puede sino alarmarse: de alguna manera, la Selección, sea doméstica o internacional, siempre consigue jugar un poco peor que el partido anterior. La victoria de esta noche, que al menos sirve para evitar las carcajadas a nivel global, debe agradecerse a los infantiles errores del arquero jamaiquino Dwayne Miller, ciertamente impresentable.

En el primer período Argentina intentó avanzar ante un Jamaica demasiado tímido y que se replegaba en forma permanente. Al principio Federico Insúa fue el más inquieto y trató de transformarse en el conductor de un equipo que enseguida mostró que no encontraba la forma de entrarle a la defensa de los caribeños. Hubo un disparo de lejos que controló en dos tiempos el arquero Miller, a los 18, y poco después, tras un buen cambio de frente del Pocho Insúa, fue Palermo quien se esforzó, pero no llegó a conectar el esférico.

El visitante se defendía con cinco jugadores y con Rodolph Austín y Richard Edward en la mitad de la cancha impedía que el elenco de Diego Maradona hilvanara un par de pases seguidos. A los 26 hubo una desatención de los argentinos y a Omar Cummings le quedó un rebote frente al arco, pero apareció Mariano Echeverría, quien se tiró para cubrir un disparo que tenía destino de Nelson Ibáñez.

Como el cero a cero se prolongaba, el público empezó a impacientarse. Los jamaiquinos se adelantaron un poco y Argentina mostró los problemas habituales: falta de ideas para llegar al área rival. El partido se cayó en un pozo y, a los 34, Johnston le sacó la modorra con una corrida en la que le ganó en velocidad al central de Chacarita Juniors y ya dentro del área alcanzó a cruzar Leonel Galeano para abortar el peligo. En esa acción hubo un claro penal que el árbitro peruano Víctor Ribera Chávez ignoró.

Pasó la etapa inicial y en el complemento, ante la sorpresa general (incluída la de los propios jamaquinos) el equipo visitante pasó a ganar. Fue un centro largo que cabeceó Johnson lejos del arco, la pelota picó, el arquero Ibañez la dejó pasar pensando que salía, pero pegó en el palo y entró. Parecía una broma. La alineación del «fútbol de todos» entró en pánico, los minutos pasaban y a los 39, cuando ya las papas quemaban, apareció Palermo para cabecear también desde lejos del arco y aprovechar uno de los tantos «bloopers» del arquero Miller y conseguir la igualdad.

Al menos el papelón ya era un empate. Quedaban 6 minutos, Argentina siguió tratando de atacar sin la menor claridad y en el último minuto del descuento, hubo un corner desde la derecha, el arquero jamaiquino pasó de largo en una forma desopilante y fue a caer cerca del punto del penal, la serie de rebotes frente al arco siguió y Canuto pudo mandar la pelota a la red. La heroica victoria ante los jamaiquinos estaba sellada.

Esta es la síntesis del encuentro que el seleccionado argentino de fútbol, en su vesión doméstica, le ganó al de Jamaica 2-1, en el Estadio José María Minella, en Mar del Plata: Argentina: Nelson Ibáñez; Gabriel Mercado, Mariano Echeverría, Leonel Galeano, Fabián Monzón; Patricio Toranzo, Juan Mercier, Walter Acevedo, Federico Insúa; Franco Jara y Martín Palermo. Director técnico: Diego Maradona.

Jamaica: Dwayne Miller; Shavar Thomas, Lovel Palmer, Jermaine Taylor, Adrian Reid; Rodolph Austin, Richard Edwards, Navion Boyd, Keammar Daley; Omar Cummings y Ryan Johnson. Director técnico: Theodore Whitmore.

Goles: en el segundo tiempo, 1m R. Johnson (J); 38m Palermo (A) y 48m Canuto (A). Cambios: en el segundo tiempo, al inicio Gabriel Hauche por Jara (A); 9m Nicolás Gaitán por Galeano (A); 15m Jesús Méndez por Acevedo (A); 19m Demar Stewart por Boyd y Dane Richards por Palmer (J); 23m Jevaughn Watson por Daley (J); 26m Matías Caruzzo por Echeverría (A); 33m Devon Hodges por Johnson (J); 44m Ignacio Canuto por Mercado (A); 45m Jason Johnson por Cummings (J). Estadio José María Minella. Arbitro: Víctor Hugo Ribera Chávez (Perú)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here