El ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentos de Córdoba, Néstor Scalerandi, solicitó a las autoridades del Banco de la Nación Argentina una línea de crédito a «tasa subsidiada para los productores agropecuarios cordobeses afectados por sequía y el granizo».

La línea de crédito solicitada «contaría con un fondo de 600 millones de pesos y tendría en cuenta, para los plazos, las situaciones reales de los productores», según se informó oficialmente.

En ese sentido, los beneficiarios de dicha línea serían aquellos productores «que sean declarados en emergencia, el plazo sería de 36 meses y en caso de desastre agropecuario se extendería hasta los 48 meses».

 

Asimismo, en ambos casos «se solicitó un plazo de gracia de un año, y los intereses y la amortización serían a pagos semestrales a partir del primer año».

 

«Dadas las características de la línea, los productores empezarían a pagar capital más intereses recién a los 12 meses y con una tasa similar a la que se ofrece actualmente para los créditos del Bicentenario, que no superan el 9 por ciento anual», explicó Scalerandi.

 

La solicitud elevada a las autoridades de la entidad financiera nacional surgió a partir de la «grave situación que atraviesan los productores afectados por sequía en numerosas regiones de Córdoba».

 

Según los datos relevados por la cartera agropecuaria provincial, «serían poco más de dos millones las hectáreas afectadas» por los fenómenos climáticos adversos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here