El presidente fue elegido por la mayoría de los ciudadanos. Quienes representan la voluntad popular obviaron este detalle y dieron la nota.

Carmona y Sagastti.
Carmona y Sagastti.

Los legisladores mendocinos del Frente para la Victoria, tanto los recién electos como los que continúan su mandato, no estuvieron a la altura de la democracia ni del día de jura del nuevo presidente. Sus ausencias en la ceremonia realizada en el Congreso constituye una grave omisión a los principios fundamentales de la democracia representativa republicana.

Por encima de las diferencias ideológicas, partidarias e incluso de los avatares por el disenso en el lugar y modo de toma de los atributos presidenciales, la asunción de un nuevo jefe de Estado es un símbolo fundamental de una democracia consolidada.

En la sede de los representantes del pueblo nadie puede faltar a la ceremonia de asunción. No hay motivos ni excusas cuando el pueblo decide por el voto quién lo va a gobernar.

Y los legisladores representan al pueblo y no deben desairar la voluntad popular y las esenciales formas democráticas.

Guillermo Carmona, Rubén Miranda, Alejandro Abraham y Anabel Fernández Sagasti, no tenían que defraudar y lo hicieron. Lamentable.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here