Zanitti era testigo clave en la investigación.

El presbítero Luis Zanitti, un testigo considerado clave por la querella en la causa en la que se investiga a otro sacerdote, Justo José Ilarraz, por corrupción de menores, falleció anteanoche en Entre Ríos.

Zanitti murió a los 85 años y sus restos fueron sepultados en el cementerio del Seminario de Paraná, donde habrían ocurrido los abusos a más de 50 niños entre 1984 y 1992. Fue este sacerdote quien había recomendado a mediados de los ’90 al entonces arzobispo de Paraná, el hoy cardenal Esteban Estanislao Karlic, remitir a Roma la investigación diocesana contra Ilarraz por los abusos sexuales que –de acuerdo a los documentos entregados por la arquidiócesis al juez de instrucción de Paraná, Alejandro Grippo– Karlic dio por probados.

Zanitti había sido propuesto como testigo en la causa que lleva adelante Grippo por el querellante Milton Urrutia, un ex seminarista que comparó al seminario de aquellos años con «un campo de concentración». Según el abogado, «Karlic ordenó archivar las actuaciones y esos expedientes no fueron remitidos al Vaticano».

TiempoArgentino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here