El  caso Bettencourt , que ya ha colocado al ministro de Trabajo francés, Eric Woerth, en una situación de debilidad, amenaza con salpicar aún más al partido de Nicolas Sarkozy. La policía registró la sede central de la Unión por un Movimiento Popular ‘UMP’,  según ha confirmado esta mañana el jefe de la formación, Xavier Bertrand, a France Presse, en el seno de una investigación por tráfico de influencias y financiación ilegal.

Tres policías de la brigada financiera se presentaron en el edificio, en la calle de la Boétie de París, según la página de Internet del semanario Paris-Match, que afirma que se trata de una investigación preliminar ordenada por el fiscal de Nanterre, Philippe Courroye.

Según la revista, los investigadores fueron recibidos por Eric Cesari, director general de la UMP. Los policías pidieron los archivos clasificados como «correspondencia», y rebuscaron durante casi una hora entre los documentos del primer trimestre de 2007.

Los policías trataban de hallar pruebas de la recepción de una carta fechada el 12 de marzo de ese año, dirigida por Woerth a Sarkozy, y cuya existencia admitió el ministro la semana pasada, tras haberlo negado con anterioridad.

En la misiva, Woerth pedía la concesión de la Legión de Honor a Patrice de Maistre, el gestor de la fortuna de la multimillonaria heredera de L’ Oreal, Liliane Bettencourt. De Maistre fue finalmente condecorado por Sarkozy unos meses más tarde. Poco después, el gestor contrató como asesora fiscal a la esposa de Woerth, que por entonces era tesorero de la UMP.

Durante el tiempo que la mujer del ministro, Florence, trabajó para la anciana millonaria, de quien se ha descubierto una fortuna de 17.000 millones de euros y varias cuentas en Suiza, y una isla, sin declarar, Woerth era ministro de Presupuesto y Cuentas Públicas, es decir, responsable último del fraude fiscal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here