El grupo de reposteros. (Foto: Gentileza Municipalidad de Mendoza)

En una sociedad que de a poco va aceptando que las personas con discapacidad son parte integral y no «bichos raros», La Casa del Discapacitado genera anualmente entre otras actividades, la fabricación de huevos de Pascua, tarea íntegramente realizada por discapacitados.

Como todos los años, los chicos que asisten a los talleres de la institución realizan los huevos de chocolate, con el fin de juntar fondos para el viaje anual. Se trata de golosinas artesanales, fabricadas íntegramente por los alumnos.

“Estas típicas golosinas para la época se producen íntegramente en la casa. Por supuesto, también las cajitas, envoltorios y decoración. Es un momento del año en que los diferentes talleres de la Casa del Discapacitado se unen para trabajar en común”, comentó Alejandra Weintraub, coordinadora y responsable del lugar.

“Para nosotros es muy importante esta actividad. Con el producido de la venta de huevitos de Pascua los chicos realizan un viaje anual, que generalmente es a Chapadmalal o a Río Tercero”, completó Alejandra.

Con respecto al viaje, el Municipio aporta la ayuda necesaria para solventar los gastos del colectivo, y gracias a la venta de estos huevos pascueros se contratan diferentes excursiones y actividades para que los chicos realicen.

El viaje no es netamente recreativo, sino que permite que los chicos se muevan y experimenten sus capacidades fuera del núcleo familiar. Muchas veces en la familia se tiende a la sobreprotección, y es en estas experiencias en donde pueden aprender y desarrollar diferentes habilidades.

Los interesados en comprar estas golosinas o realizar pedidos, pueden hacerlo al teléfono 4236451 o acercarse a La Casa del Discapacitado, sita en Perú 762, Ciudad de Mendoza de 8:30 a 12:30.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here