La exportación de granos podría representar valores un 15% superior al año pasado.

Economistas evaluaron que aún en el actual escenario de crisis financiera internacional, la economía argentina está en condiciones de crecer un 5 por ciento este año, e incluso superar esa cifra establecida en el Presupuesto Nacional.

Consultados por Télam, los analistas estimaron que no hay indicadores como para pensar en que no se va a crecer, y desecharon la posibilidad de que se pueda dar un proceso recesivo.

De hecho, el vicepresidente Amado Boudou aseguró el miércoles pasado que “la tasa de crecimiento establecida en el Presupuesto será un piso”, e indicó que “la economía seguirá avanzando en crear muchos puestos de trabajo”.

El arrastre estadístico del crecimiento económico de 2011, que alcanzó a 8,8 por ciento, no sería inferior a 3 puntos porcentuales para este año; es decir que si la economía argentina no creciera nada, igualmente estaría en 3 por ciento.

Si a eso se suma que ya enero, algunos pronosticadores privados indicaron un crecimiento por encima de 3 por ciento, entonces el arrastre de 2011 empezaría a agrandarse.

Además, la recuperación de la industria automotriz en febrero, con un crecimiento superior a 28 por ciento interanual; el crecimiento de la construcción de enero, de más de 5 por ciento; y el sostenido precio de la soja cerca de 500 dólares la tonelada, agregarán algunos puntos al PBI 2012.

En el frente externo, se esperan aportes de la economía brasileña que va retomando vuelo nuevamente a partir de medidas adoptadas en ese sentido por la administración de Dilma Rousseff; y de una China que no resigna a dejar de crecer.

El ex subsecretario de Coordinación Económica del Ministerio de Economía Alejandro Robba estimó que «la Argentina va a crecer más de 5 por ciento» este año.

«Veo la economía creciendo. No puede haber otro escenario, como una mini recesión ni nada parecido», afirmó Robba, quien subrayó que «las políticas del Gobierno, como la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central, reducir el déficit comercial con Brasil y tomar mercados no tradicionales para ampliar la frontera de las exportaciones garantizan eso».

«El escenario de mini recesión es la misma profecia de siempre de la oposición y van a fallar de nuevo, como lo vienen haciendo desde 2003», subrayó el economista.

Además destacó que «Brasil está tratando de revertir el bajo crecimiento, bajando la tasa de interés, y haciendo que el real no se sobrevalúe», y añadió que «la desaceleración china no es tan grande como se preveía».

En la misma línea, el economista de La Gran Makro Santiago Fraschina afirmó que «por supuesto que el crecimiento puede superar el 5 por ciento».

«Esa posibilidad tiene que ver con la políticas anticíclicas que aplica el Gobierno y en gran parte con la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central», precisó Fraschina.

Destacó que «el Gobierno podrá utilizar reservas para tener recursos disponibles para políticas anticíclicas, como aumentar el gasto público y la demanda, para amortiguar la crisis de los países desarrollados».

Remarcó que «las políticas desarrolladas en los últimos años, permitió a la Argentina tener una de la mayores tasas de crecimiento del mundo», y también ponderó que haya «datos positivos como el aumento de la soja».

Por su parte, el economista de la Universidad Nacional de General Sarmiento Ricardo Aronskind, consideró que para alcanzar un crecimiento del PBI superior a 5 por ciento, «será esencial lo que haga el Estado desde el punto de vista de las políticas públicas».

Al respecto, estimó que el Gobierno «va a ir reorientando el gasto público», porque señaló que «lo que ahora se va ahorrar en subsidios, se va a aplicar a otras actividades».

Así concluyó que «si el Estado acierta donde coloca los fondos, puede contrabalancear entonces algunos de los efectos negativos que pueden venir de afuera».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here