El canciller, Héctor Timerman, brindó una conferencia de prensa, en Nueva York, tras su presentación ante las Naciones Unidas, por la militarización del Atlántico Sur por parte de Gran Bretaña. «No podemos aceptar que existan armas nucleares en la zona», sostuvo.

Denunció que es «la mayor potencia militar en la región».

En ella, agradeció al titular de ese organismo, Ban Ki-moon, por haberse ofrecido nuevamente como mediador entre las dos naciones por el conflicto de soberanía en Malvinas.

«El señor Ban Ki-moon ofreció nuevamente oficiar como mediador como amigo de ambas naciones para iniciar el diálogo. Mi respuesta fue que Argentina acepta, pero le pregunté cuándo iba a ser posible centarnos a una mesa. Me respondió que iba a hbalar con el Reino Unido. Esperemos que acepten dialogar porque desde 1965 la Asamblea de las Naciones Unidas aprobó 11 resoluciones para resolver este conflicto de soberania», explicó el Canciller.

«Este día fue muy importante para la Argentina porque hemos venido a la ONU, la organización de referencia para la defensa de la paz, y nosotros somos firmes creyentes de que los problemas entre los países deben resolverse de forma pacífica, comprometiéndose al no uso de las armas y sí al de la razón».

El canciller también agradeció a los miembros de las delegaciones latianoamericanas que están en Nueva York para brindar su apoyo a la Argentina en esta causa.

«Gran Bretaña es la potencia militar por excelencia en el Atlántico Sur. Desde allí, controlan el acceso al oceáno Pacífico y al Índico. Desde ahí también controlan lo que sucede en el Amazonas y en la costa occidental africana. La capital de esa potencia militar se encuentra a 14.000 kilómetros», destacó.

«En el reciente despliegue militar británico a las mMlvinas se ha enviado un submarino nuclear llamado Vanguard. Preocupados por esta situación, apelamos a los canales diplomáticos para preguntarle al Reino Unido si habían introducido armas nucleares en la región. Gran bretaña se negó a responder. En el año 2003, también se recibió información de que habían introducido armas nucleares en Malvinas y esa vez sí lo reconocieron.», dijo el ministro.

Además, Timerman explicó que en la región existe el acuerdo de Tlatelolco, por el cual los países se comprometen a estar libres de armas nucleares. «Gran Bretaña es signatario de este tratado pero ha hecho reserva, no cumple con lo que firmó», denunció.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here