El crimen conmocionó al país por lo sangriento del hecho y la condición del menor atacante.

Se trata de un nene de 13 años, vecino de la familia asesinada. La Justicia espera determinar si fue él quien mató a su amigo de 10, a su madre y a sus abuelos. Se esperan los últimos resultados de las pericias, pero el sospechoso es inimputable por ser menor de edad.

 

De acuerdo con los resultados de las pericias recabadas hasta el momento, la Tercera Fiscalía Penal de Menores de Mendoza podría hallar culpable de la masacre de Mendoza al adolescente de 13 años que hasta el momento sólo reconoce la autoría de uno de los asesinatos, argumentando que lo hizo en defensa propia.

Los análisis forenses realizados en la escena del crimen, una casa ubicada en la localidad mendocina de Las Heras y en los restos de los cuatro muertos apuntan al chico de 13 años, quien se encuentra en un neuropsiquiátrico, como partícipe del hecho.

De esta forma, si bien se esperan los últimos resultados, podría probarse que los integrantes de la familia, Miguel Alí, de 80 años; Sara, de 83; Mónica, de 49, y Ezequiel de 10, fueron asesinados a puñaladas por la misma persona.

Aquél 8 de diciembre, tras el arribo de la policía al lugar, el menor inventó una historia vinculada a la aparición de un hombre encapuchado con una cicatriz, que tras intentar robarles, arremetió con un arma blanca contra todos los habitantes de esa vivienda, menos él que, supuestamente, había logrado ocultarse. Sin embargo, momentos después el «sobreviviente» declaró ante la Justicia ser el asesino de su amigo de 10, “en legítima defensa”. Una vez que se quebró, dijo que Ezequiel mató a su madre y a sus abuelos y que, cuando iba a atacarlo a él, se defendió ultimando a su amigo.

Entre hoy y el miércoles, el fiscal Gustavo Farmache recibirá el informe final de la necropsia, también el de la Policía Científica y los peritajes psiquiátricos. En este último caso fuentes vinculadas a la investigación aseguraron que no se puede hablar de un caso de esquizofrenia en el chico de 13 años. Tampoco de “psicopatía”, sino de “una propensión a la psicopatía” o de una “esquizofrenia con rasgos psicopáticos”.

Por eso los investigadores están tan convencidos de que el chico mató a los cuatro y no sólo a su amigo, por lo que lo convocarán en los próximos días a declarar ante el fiscal Farmache. Allí, de acuerdo con la legislación que refiere a casos que involucran a menores de edad, podrá concurrir acompañado por sus padres y su abogado y declarar si así lo quiere. Pero se le atribuirán los cuatro crímenes.

Las fuentes judiciales hablan de “atribución” del crimen, ya que, por su edad, no se lo puede imputar, como sí sucedería con un mayor de edad.

60 Comentarios

  1. Only a smiling visitant here to share the love (:, btw outstanding style and design. Reading well is one of the great pleasures that solitude can afford you. by Harold Bloom.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here