Mauricio Macri instó este viernes al asumir su segundo mandato a «trabajar por la unidad de los argentinos» y planteó una «nueva forma de relación» con el Gobierno nacional a través de un «diálogo franco y sincero», a la vez que reconoció que una «visión meramente eficientista» no alcanza para conducir la Ciudad.

«La Ciudad, las provincias y el Gobierno nacional deben colaborar para conseguir el bienestar de todos los argentinos, en el marco del federalismo», dijo Macri al inaugurar su segundo mandato en la Ciudad, durante la sesión realizada esta mañana en la Legislatura.

Macri prestó juramento para gobernar durante el período 2011-2015, junto a su compañera de fórmula, Mauria Eugenia Vidal, que hizo lo propio antes, en una sesión que comenzó pasadas las 10 y en la cual usó 15 minutos para su discurso.

El jefe de Gobierno habló de una Argentina que se proponga «superar las enemistades estériles y egoístas», y confió que cuando optó por ir por un segundo mandato, declinando su carrera presidencial, lo hizo en pos de «trabajar por la unidad de los argentinos».

En ese marco, refirió a una «nueva forma de relación con el Gobierno» nacional, en la cual se mantendrán sus «puntos de vistas», pero con la propuesta de «debatirlos en un diálogo y sincero», evitando llegar a un «enfrentamiento personal».

También habló de «trabajar articuladamente entre el Estado, las empresas y los sindicatos para encontrar mecanismos de concertación que garanticen la paz social», y pidió «respetar las instituciones y la separación de poderes» para «no judicializar la política ni politizar la justicia».

Rodeado por Vidal y las nuevas autoridades de la Legislatura, Macri también agradeció la presencia de sus pares de ciudades de Latinoamérica presentes en el acto de jura: Pablo Zalaquett, de Santiago de Chile; Arnaldo Samaniego, de Asunción; Ana Olivera, de Montevideo, y Marcelo Ebrard, del Distrito Federal de México.

Macri, en tanto, hizo una «autocrítica» de su primer mandato, iniciado en diciembre del 2007, durante el cual aprendió «que tener una visión meramente eficientista no es la visión correcta».

«La tarea de conducir y administrar una ciudad es una tarea humana. De comprensión mutua», expresó.

Además, marcó cuatro ejes para su nuevo mandato, que compartirá con Vidal -quien dejó el Ministerio de Desarrollo Social y encarará un rol en la Legislatura- que tienen que ver con la cuestión ambiental, la seguridad, una sociedad más integrada y la cultura.

Así subrayó metas como «una Buenos Aires 2015 llena de bicicletas»; «la educación, la salud y el trabajo como pilares fundamentales» y «una Ciudad que respire cultura».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here