pomar_resize1Los forenses realizaron la autopsia a Gabriela Viagrán, que determinó que falleció por golpes y fracturas. Creen que pudo tener sobrevida y que se habría arrastrado hacia su marido.

De acuerdo con las primeras apreciaciones de los forenses de la Policía Científica que trabajaron en el lugar, Fernando Pomar habría muerto en el momento por un grave traumatismo con fractura de cráneo, mientras que su esposa, Gabriela Viagrán, habría tenido algún tiempo de sobrevida.

Según las primeras deducciones, luego del accidente Gabriela se habría arrastrado hasta quedar al lado de su esposo, donde murió. En tanto que Pilar y Candelaria, las hijas de la pareja, son las que en peor estado fueron encontradas, ya que al tener cuerpos pequeños la putrefacción había degradado los cadáveres, al igual que el accionar de la fauna cadavéricas (insectos y roedores).

En tanto, esta tarde concluyó la autopsia a Gabriela, que determinó que su fallecimiento se produjo por golpes y fracturas, y que no tenía heridas de arma blanca ni arma de fuego.

La mujer sufrió fracturas de pelvis, húmero derecho, costillas y mandíbula, y desgarro de hígado, según la autopsia. Estas lesiones hacen pensar a los peritos que pudo existir sobrevida luego del accidente.

Las autopsias en la Morgue Judicial de Lomas de Zamora, ubicada en los tribunales de ese departamento judicial, en Camino Negro y Larroque, de Banfield.

Los estudios son encabezados por el equipo del jefe del cuerpo médico de esa morgue judicial, el forense Alfredo Romero.

Además, participa el forense Rodolfo Baldán, de la Policía Científica de Mercedes, quien fue el profesional que anoche levantó los cuatro cadáveres en el lugar del hecho y que, entre otras autopsias resonantes, hizo las de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez, la de Axel Blumberg y la del músico Pappo Napolitano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here