El faltante de monedas afecta principalmente el Transporte Público de Pasajeros.

La pieza metálica fundida vale más que su valor nominal. En el caso de la moneda de 5 centavos, su valor en metálico asciende a 0,093 pesos, es decir, 86 por ciento más elevado.

La suba en el precio de distintos metales a nivel internacional favoreció el mercado negro de la fundición del cobre, níquel y aluminio, con el que están hechas las monedas. Ésta sería la causa del faltante en el mercado.

El problema es que el valor nominal que ostenta la pieza metálica es menor que el de su verdadero valor de mercado, si se toma en cuenta el metal con el que están hechas, según confirmaron distintas fuentes del mercado financiero y bancario a El Cronista.

Esto pese a que el Banco Central sumó 223 millones de monedas de distintos valores a la circulación en el último año.

En numerosas ocasiones a lo largo de las últimas décadas las monedas fueron fundidas cuando perdían valor. No es la primera vez, y en este caso es fácil inferir que las próximas monedas serán las de 1 y 2 pesos cuando pase algún tiempo, dijo un eximio analista y especialista en metales de una de las principales casas de cambio.

El dato es que faltan monedas de 25 y 50 centavos, si bien ya resulta toda una extrañeza la circulación de monedas de 1, 5 y 10 centavos.

Así, por ejemplo, la moneda de 1 centavo es hoy 6 veces más valiosa si se vende como metal que si se entrega al valor facial. Esta diferencia (que se calcula a la cotización del dólar oficial) es aún más importante si se toma el valor del dólar paralelo.

En el caso de la moneda de 5 centavos, su valor en metálico asciende a $ 0,093, es decir, 86% más elevado (dólar oficial) e incluso 148% más caro si se toma el dólar paralelo.

Incluso la moneda de 25 centavos refleja la acción de la inflación, ya que en la versión compuesta 75% en cobre y 25% en níquel su valor metálico ya ha superado en un 51% el valor nominal de la pieza.

MinutoUno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here