Lo aprobó la Cámara Baja y el legislador tendrá que hacer públicas sus disculpas a través de los medios gráficos de mayor tiraje en la Provincia, a través de una solicitada que consigne literalmente la rectificación de sus dichos.

La Cámara de Diputados aprobó uno de los despachos elaborados por la comisión de Derechos y Garantías que especifica “apercibir, llamando al orden al señor diputado Alejandro Molero por los dichos que dieron origen a la cuestión de privilegio”.

Del mismo modo, la norma establece que se debe disponer que Alejandro Molero “haga pública su retractación de fecha 12 de agosto de 2010 en la comisión de Derechos y Garantías Peticiones y Poderes, en tres medios gráficos de comunicación masiva de la Provincia, a través de una solicitada que consigne literalmente dicha rectificación de sus dichos”.

Previo a la votación del despacho aprobado, el presidente de la Cámara, ing. Jorge Tanús, puso en consideración los despachos obrantes en Secretaría Legislativa, los cuales correspondían a uno firmado por los diputados del bloque radical integrantes de la comisión de Derechos y Garantías que establecía retractarse públicamente; otro firmado por los diputados del Partido Demócrata y Justicialista que solicitaban la expulsión del diputado del Cuerpo y el último firmado por el diputado Ricardo Puga (PIM) que pedía la suspensión del legislador por 10 días y la publicación de una solicitada en los medios de comunicación retractándose de sus dichos.

En el transcurso de la sesión, se introdujeron las modificaciones propuestas por el propio diputado Alejandro Molero y su bloque al despacho elaborado por la Unión Cívica Radical que incluía las disculpas correspondientes a través de los medios gráficos mencionados y el apercibimiento a llamarse al orden por sus dichos.

La votación resultó afirmativa, de éste último despacho, por 42 votos positivos. Hubo 3 votos negativos, del diputado Luis Orbelli (PJ-Unipersonal), Ricardo Puga (PIM) y Antonio Spezia (PD), quienes fundamentaron su voto indicando la “insuficiencia” de la sanción dispuesta al legislador radical. Por su parte, el diputado Alejandro Molero se abstuvo. Al momento de la votación se encontraban ausentes los diputados Norma Moreno (PJ) y Daniel Cassia (PJ Federal).

Discursos y fundamentaciones

Al hacer uso de la palabra, los diputados sentaron sus posiciones por bloques de acuerdo al análisis realizado de los despachos presentados por la comisión de Derechos y Garantías, junto a mociones presentadas en el recinto.

De este modo, el Partido Demócrata, a través de su presidente de bloque, Aldo Vinci, manifestó que las palabras vertidas por Molero “ofendieron a la Honorable Cámara de Diputados y que sabía que lo que dijo no era verdad. Acá no se ha coimeado a nadie. Acá no hubo nada malo, sino opinar distinto, pero no por ello se debe atacar y menoscabar la honorabilidad de los legisladores” agregó que “nosotros debemos darnos el trato que nos merecemos” y que “las agresiones más graves no son las de la mano sino las de la palabra porque perduran en el tiempo”. Asimismo expresó que “está convencido de que el diputado Molero sabe que se ha equivocado y que está arrepentido, aunque no se debe dejar que propios o extraños agredan la institución”.

Desde la Unidad Popular-Peronismo Federal, el diputado Roberto Blanco, hizo un repaso de los acontecimientos relevantes sobre el tema, según su óptica, tanto sobre los inicios y continuidad de los acuerdos entre la Provincia y la Minera Vale como los dichos del diputado radical; dijo que se sentía “tocado” por las declaraciones de Molero, “me siento aludido porque he sido uno de los que más ha modificado el proyecto (sobre Acta Acuerdo entre la Provincia y la empresa Vale) que llegó”. Agregó que “el Convenio votado no le da vida al saqueo como Molero lo llamó” y “quiero una sanción adecuada y consensuada junto a una solicitada, pero no sólo en la FM Viñas o la Comisión”.

El diputado Ricardo Puga, de Proyecto Independiente Mendoza, manifestó que se necesita “racionalidad y proporcionalidad en el acto cometido. Pero que el exceso en las sanciones son un error, aunque la inocencia también está mal”. Agregó que “es penoso que un hombre del seno de la Cámara de Diputados alimente el pensamiento de que ésta institución sea corrupta”. Del mismo modo, dijo que el propio diputado Molero “tenía en sus manos la solución del conflicto, aunque es un hombre grande y debe actuar con responsabilidad”. Concluyó sus palabras manifestando que “las diferencias hacen crecer el pensamiento humano y eso no implica que se compren votos, por eso Molero debe tener una sanción razonable y justa que reivindique a la Legislatura”.

Desde la Unión Cívica Radical, el diputado Alejandro Molero, leyó un escrito en el que fundamenta su retractación “en todos los términos y epítetos expresados y que importaron una afectación a la Honorable Cámara de Diputados y de los señores Diputados que habían votado a favor del proyecto”.

Expresa el escrito que, en lo que a él le consta, “no hubo ningún tipo de maniobra ilegal que comprara voluntad alguna” en la votación de ese Convenio y lo dijo en función del “alcance que tiene la frase billetera mata galán. La simplificación del enojo de quien se expresa resultó un desatino absoluto, al emitir éste término en medio de la difusión de la entrevista realizada”. Asimismo, manifestó que asume la responsabilidad de retractarse en el mismo medio en el que expresó sus dichos para “generar el reparo necesario en quienes pudieron sentirse afectados, salvando el interés legítimo de los representantes del pueblo de ejercer sus posiciones defendiéndolas y votándolas sin que esto pueda ser denostado públicamente”.

Raúl Vicchi, compañero de bloque pidió considerar las rectificaciones de Molero y destacó su “hombría de bien” por reconocer que se “ha equivocado”. Además, Vicchi expresó que “estimamos que el un apercibimiento es un ultimátum para que sepa cual debe ser su conducta de ahora en adelante”.

Por otra parte, desde Consenso Federal, Andrés Marín manifestó que no pretendía sanciones extremas y “mucho menos la expulsión” aunque opinó que “hubo dos hechos agraviantes: los dichos y no rectificarse a tiempo”.Marín se mostró a favor de votar un “apercibimiento” a Molero y que el legislador haga pública su rectificación mediante la publicación en distintos medios.

A su turno, Darío Casado (Eje Peronista) remarcó la necesidad de que las disculpas se publiquen además en medios de comunicación alvearenses ya que las declaraciones que determinaron la cuestión de privilegio se hicieron en una radio de ese departamento. También Casado se mostró a favor de apoyar una “sanción consensuada”.

Carlos Bianchinelli, titular del bloque oficialista dijo que “tenemos la obligación de dar cumplimiento estricto del reglamento” y agregó que nunca pensó que la frase de autoría de “un personaje mediático” saldría de un integrante de la Cámara. Bianchinelli reconoció que el diputado Molero “aceptó su error” y apoyó la publicación de las disculpas en distintos medios gráficos por parte de Molero.

Finalmente, Luis Orbelli (PJ Unipersonal) también opinó que Molero mostró “hombría al reconocer sus errores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here