El arquero de la Selección, el héroe del partido al lograr atajar dos penales, resaltó la actitud del plantel de Sabella.

Romero-holandaEl héroe de la noche del Arena Corintians, Sergio Romero, dijo que sentía «una alegría inmensa», pidió «saludar a mi papá y mi mamá que están en el sur y no pudieron venir y a mi señora que me está acompañando».

Sobre los penales comentó que «es cuestión de suerte, pero felizmente pude sacar esas dos pelotas. La esperanza está intacta, desde el primer día, nos vamos contentos y vamos a dejar todo para lograr el sueño de ser campeones».

«Trato de dar todo desde el fondo. No tenía papelitos, nada de nada, es algo personal que me viene ayudando. Jugamos un gran partido ante un gran rival muy táctico como Holanda, que no regala nada, corrimos, buscamos, no le podíamos quitar la pelota, no pudimos hacer un gol, pero ganamos en los penales y estamos en la final», dijo Romero.

Finalmente sostuvo que «ahora el domingo con Alemania es un partido aparte, vamos a dejar todo para concretar el sueño».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here