No estamos en contra del derecho de las personas a trabajar y ganarse su sustento, pero sí, nos preocupa de sobremanera la falta de controles sobre los vendedores ambulantes en el microcentro sanrafaelino, más aún hoy, que hace pocas horas falleció en General Alvear  una mujer infectada por triquinosis que estaba internada en el Hospital Enfermeros Argentinos de  ese departamento.

En la víspera, la persona que observamos en la imagen vendía chacinados de cerdo y quesos, en la puerta del Banco de la Nación Argentina sobre calle Avellaneda, sin ningún tipo de control bromatológico , ni de higiene  sobre los productos que expende.

En otras oportunidades nos hemos manifestado sobre la necesidad de efectuar los correspondientes controles sobre los comestibles que se venden en la vía pública, pero quienes deben ejercer el control, parecieran hacer caso omiso a nuestros llamados de atención, que creemos necesarios para salvaguardar la salud de la población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here