Al igual que en Barcelona, el Movimiento 15-M aprobó retirar el campamento de la Puerta del Sol el próximo domingo. Ese mismo día celebrarán un gran acto en la céntrica plaza española para reivindicar los reclamos políticos y sociales.

El acampe que los «indignados» matienen en la céntrica Puerta del Sol de Madrid, epicentro y símbolo de las protestas que comenzaron el 15 de mayo en España, se levantará el próximo domingo, según decidieron anoche en una asmblea.

«El campamento de Sol se levantará el próximo domingo a las 12 del mediodía con una gran fiesta», indicaron los portavoces. No obstante, con el fin de la acampada no terminan las protestas ni la
reivindicación de un cambio político ya que seguirán celebrándose asambleas en los barrios y se mantendrán los grupos de trabajo creados.

El lunes, los jóvenes del 15-M de Barcelona que dormían en la plaza Catalunya decidieron ir por el mismo camino y desarmaron las tiendas, sin antes avisar que seguirían con las asambleas y reuniones cotidianas pero diurnas.

Este movimiento irrumpió el 15 de mayo, en medio de la campaña electoral española, exigiendo un cambio del modelo político y social del país y descolocando a los partidos.

Decenas de miles de personas se concentraron a diario en plazas emblemáticas de unas 150 ciudades españolas en la primera semana.

Tras los comicios, no obstante, el número de participantes fue reduciéndose en las concentraciones y los «indignados» también decidieron levantar sus campamentos en algunas ciudades.

El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero respetó las acampadas, incluso cuando estas protestas pacíficas fueron prohibidas por la Junta Electoral Central (JEC) en la jornada de reflexión y en la de las elecciones municipales del pasado 22 de mayo.

No obstante, el Ejecutivo ya había avisado que los campamentos no podían seguir por mucho más tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here