El diputado nacional Néstor Kirchner aseguró ayer que «el tema central en la Argentina de 2011 a 2015 es consolidar de una vez por todas la distribución del ingreso» y refirió que para ello «no sirven ni los pactos corporativos ni los acuerdos cupulares sino la participación de un pueblo con vocación de movilidad social e intelectual».

En un acto del justicialismo donde se presentó el instituto de formación política Gestar, llevado a cabo en el teatro El Nacional de Buenos Aires, Kirchner dijo que para ese período «hay que consolidar la relación entre capital y trabajo para que sea un 50% y 50%, como el peronismo históricamente levantó” y destacó la necesidad de «construir un espacio nacional amplio, con clara visión latinoamericana”.

Pidió «comprensión a empresarios y productores para tener una patria productiva, con inclusión y recuperación salarial” y señaló que «hay algunos sectores que parece ser que cada vez que se deben discutir los salarios se ponen nerviosos” cuando «una nación con justicia y movilidad social, combinando el capital y el trabajo, es fundamental”.

Kirchner apuntó contra la oposición al expresar que «de que sirve ganar una elección para después construir un fracaso como el que hubo hace poco tiempo” y recordó que «estamos dispuestos a dar el debate donde sea porque nos hemos preparado para gobernar, con siete años de inversión, de generación de trabajo, de construcción de igualdad, de más jubilaciones, de derechos humanos y de recuperación de la Argentina”.

«Para la construcción de la Argentina, hoy con iniciativa política en la mayoría de las provincias y municipios, es fundamental debatir las temáticas sin entrar en el agravio” y admitió que «nos duele que algunos, perdiendo la ideología, traten de llegar sólo buscando ser una máquina de impedir”, dijo.

«Estamos viviendo tiempos históricos y entre todos podemos construir un sujeto histórico transformador, pero no nos podemos convertir en el centro global de una verdad absoluta que no pueda ser discutida”, consideró Kirchner.

En ese sentido el diputado manifestó que la política «no puede ser algo que sea la mera disputa electoral sino la instrumentación de proyectos y la capacidad de gestión”.

Recordó que en 2001 «se licuó el poder adquisitivo, hubo un 65% de pobreza, 30% desocupación y 27% indigencia; se cayeron las industrias y todos los sectores productivos; y se presentó un default ante el mundo, todo por la época neoliberal de los `90 que empezó en realidad en 1976”.

Además Kirchner expresó que «Grecia reconoce que falseó los números de su economía, avalados por esas consultoras que critican a una Argentina en crecimiento”.

En ese sentido sostuvo que «se vuelven a discutir dos modelos conceptuales; uno que sigue teniendo su epicentro en la Unión Europea y Estados Unidos, con mayor ajuste y profundizando la ortodoxia neoliberal del Fondo Monetario Internacional; y el otro modelo, el que tenemos a partir de 2003”.

Recordó que desde aquel año «hubo una paulatina recuperación de nuestro propio funcionamiento, y con una quita de 70.000 millones de dólares por primera vez en la historia argentina le pagamos al FMI con reservas y nos liberamos de la imposición de políticas de hambre y destrucción”.

Además el ex mandatario refirió que «se construyeron cinco millones de empleo, se jubilaron cuatro millones de personas y profundizamos las políticas de inclusión”.

«Recuperamos la industria, invertimos en obra pública como nunca se hizo en la patria, logramos que el 6% del PBI sea destinado al presupuesto educativo, inédito en Latinoamérica; recuperamos las calidades de ser el país más igualitario de Latinoamérica y la capacidad de recaudación, de distribución del ingreso y de desendeudamiento”, completó Kirchner.

Para el legislador «es fundamental construir un país con capacidad institucional”, pero alertó que «sin memoria es muy difícil construir un país con futuro”.

Y subrayó que «en tiempos que nos toca vivir hay que aportar todas nuestras ideas y esfuerzos, profundizar la gobernabilidad y entender que ya va a llegar las instancias de las disputas electorales”.

Acompañaron a Kirchner los ministros de Educación, Alberto Sileoni; de Producción, Débora Giorgi; y del Interior, Florencio Randazzo; los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli; de Entre Ríos, Sergio Urribarri; de Chaco, Jorge Capitanich; y de San Juan, José Luis Gioja; además de Daniel Filmus, Teresita García y Carlos Kunkel; entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here