Los sanjuaninos decidirán por si “SI” o “NO”: la consulta popular convocada por el gobernador José Luis Gioja para modificar la Constitución y así poder aspirar a un tercer mandato instaló en la provincia un duelo monosilábico. Si bien prefieren no decirlo en público, en el oficialismo están eufóricos: con encuestas en la mano, los menos optimistas predicen un piso del 65 por ciento a favor del sí.

 

Hay 437.475 sanjuaninos habilitados para votar hoy en las 1.375 mesas de 180 escuelas, en los 19 departamentos provinciales. El artículo en cuestión es el 175 de la Carta Magna provincial que, en caso de prosperar la enmienda constitucional, habilitará al mandatario a “ser reelegido consecutivamente hasta dos veces”. Durante 2010, el nombre del gobernador fue uno de los que más sonaron para jugar por la vicepresidencia en el espacio kirchnerista. Sin embargo, Gioja, que gobierna desde 2003, pisó el freno, y prefirió jugarse otra vez en su provincia. Imposibilitado de otro mandato, consiguió en marzo que el parlamento sanjuanino aprobara el llamado a consulta popular para modificar la reglamentación: que la gente decida.

 

La intención de Gioja de prolongar otros cuatro años su mandato obtuvo el inmediato rechazo de la oposición local, que en los números no le representan una amenaza, pero la cara visible del “NO” fue un adversario impensado: su hermano César, senador nacional, que encabezó la campaña por la negativa y se distanció del gobernador.

El viernes finalizaron las campañas de ambos bandos.

 

Si bien en las últimas semanas la previa a los comicios se fue recalentando, al borde de convertirse en una campaña furiosa, en ninguno de los dos se realizaron actos masivos ni grandes convocatorias para finalizar la campaña. El “NO” levantó una carpa en la céntrica plaza 25 de Mayo, y una marcha por las calles principales.

 

Aunque César Gioja fue uno de los mayores promotores del “NO”, esta oposición estuvo integrada desde el PRO, algunos sectores kirchneristas, el radicalismo, el GEN y la Cruzada Renovadora, afín a Proyecto Sur, entre otros partidos. Una de las críticas principales es que el padrón que se utilizará hoy será el mismo que en 2007: unos 60.000 jóvenes quedarán afuera de la votación.

 

Ayer, ya con veda electoral, la actividad pública de José Luis Gioja fue escasa. Tras compartir un desayuno con amigos, se dirigió hasta la sede del Partido Justicialista donde él mismo realizó la “polla”, las habituales apuestas antes de cada elección: por 10 pesos, se arriesga el resultado del domingo, el que queda más cerca al número final, se lleva el pozo. “Aposté, por supuesto. Pero el domingo a las 18 te digo qué porcentaje”, declaró el gobernador

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here