Boca consiguió un muy buen triunfo frente a Argentinos Juniors por 2 a 0 en La Paternal, y llega entonado al superclásico de la semana próxima. Martín Palermo y Juan Román Riquelme marcaron los goles para el equipo de Julio Cesar Falcioni. Román fue reemplazado por una molestia muscular en el entretiempo pero no estaría en peligro su participación en el partido frente a River.

Argentino tuvo la intención de tomar el control del partido desde el comienzo, pero a los 3 minutos, en la primera llegada de Boca apareció Palermo que luego del rebote del arquero Nicolás Navarro puso el 1 a 0 de cabeza.

Desde entonces Boca tomó el control del partido y argentinos cada vez quedó mas desacomodado, y encima llegó el segundo gol de Boca. En el minuto 21, el árbitro Patricio Loustau marcó un tiro libre fuera del área grande de Argentinos, Riquelme lo ejecutó con un tiro, bajo, a la derecha de un Navarro, que se quedó para pensando que era un tiro libre indirecto.

La única jugada de riesgo para el arco de Cristian Luccheti fue un centro de Nicolás Berardo que lo pasó al arquero y dio en el palo.  Boca contó con tres situaciones claras para ampliar el marcador, un remate de Palermo, a los 27, que dio en el travesaño, un cabezazo limpio y alto de Juan Insaurralde, a los 41, y un remate cruzado de Mouche, sobre los 44, desde la izquierda que Navarro controló en dos tiempos.

En el segundo tiempo fue otra la historia, Riquelme fue reemplazado por Erviti, y Boca perdió el control de la pelota. Argentinos se adelantó en la cancha para buscar el descuento pero falló en la última puntada de cara al arco xeneize.

Igualmente el Bicho tuvo varias para lograr el descuento como un remate de Hernández, de frente al arco, que se desvió en Monzón, un cabezazo de Berardo que controló Lucchetti, un tiro de Gustavo Oberman muy elevado, y una pelota que peinó Santiago Salcedo que detuvo el arquero de Boca.

Boca de contragolpe tuvo varias para terminar en goleada, pero la falta de precisión de los delanteros frustró la posibilidad de que Boca marque más goles. La más clara que tuvo el conjunto de Falcioni fue una corrida de Mouche a los 33, que terminó con un remate que controló navarro, cuando por el medio esperaba Viatri para convertir sin oposición alguna.

Con este resultado el equipo de Falcioni llega entonado al clásico de la semana próxima frente a River en un torneo que no tuvo muchas alegrías y un triunfo frente a los Millonarios le daría un poco más de aire al cuerpo técnico y a los jugadores xeneizes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here