Ácidas, duras y confrontantes. Así fueron las palabras que brindó el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, ayer por la tarde en la Federación Mendocina de Box ante más de 500 personas, que se juntaron para apoyar al sindicalista en el lanzamiento de la Corriente Nacional del Sindicalismo Peronista (CNSP). Junto a él estuvieron todos los representantes de los gremios más importantes de Mendoza, San Juan y San Luis. En representación del gobierno provincial estuvo el ministro de Gobierno, Mario Adaro, quien fue recibido con una ovación.

Moyano comenzó su discurso agradeciendo la presencia de «todos los trabajadores» y asegurando que es «una verdadera satisfacción estar en una provincia tan querida por todos los argentinos».

Pero, tras brindar los agradecimientos correspondientes, el titular de la CGT comenzó con su embestida. Y en sintonía con el Gobierno Nacional -que durante todo su discurso no disimuló su apoyo a la presidenta-, los blancos preferidos de Moyano fueron la oposición y los medios de comunicación anti K.

«Hemos tenido 1º de Mayo de confrontación, de reclamos. Pero este fue de reflexión, porque a diferencia de los países europeos, Argentina está avanzando», sostuvo eufórico.

El camionero diferenció la situación por la que está pasando Grecia, «donde compañeros trabajadores han perdido la vida por reclamar sueldos dignos», con lo que está pasando en Argentina. «Grecia, España y otros países de Europa están quebrados, mientras que acá estamos discutiendo los salarios gracias a la política económica que está llevando adelante este Gobierno», expresó ante una ensordecedora ovación de todos los presentes.

En cuanto a las críticas, Moyano apuntó a la oposición y a los medios de comunicación, a quienes acusó de poner piedras en el camino para que no se pague la deuda.

«Antes que estaban del otro lado del mostrador -por la oposición- querían pagar la deuda sin tener un centavo. Y ahora que hay reservas, nos ponen piedras en el camino», atacó. «La verdad es que me confunden, no los entiendo. O capaz que no quieran que el país avance», agregó.

E flamante titular del CNSP aseguró: «Nadie puede negar que estamos en una situación de privilegio y no hay que dejarse confundir por algunos medios de comunicación. En España hay más de cinco millones de desempleados, mientras que acá estamos discutiendo sueldos», repitió.

Además Moyano señaló que «faltan muchas cosas por solucionar» y que el movimiento obrero tiene que dejar de ser de presión, sino ser de poder. «Somos los que le damos equilibrio a la sociedad», indicó.

También aclaró que el nuevo movimiento no fue creado para «lanzar» candidaturas ni para confrontar «como algunos han dicho».

Por último dijo que el pueblo argentino todavía tiene «prejuicio con aquellos que no han podido ingresar a la Universidad o los que no tenemos título», y expresó: «Ningún trabajador con título o sin uno, hubiesen hecho las cagadas que hicieron algunos presidentes en el país», disparó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here