DYN35.JPG

Fue por unas declaraciones donde el titular de la CCC alertaba que ocuparán el Ministerio de Desarrollo y que si intentaban desalojarlos habría «muertos de ambos lados».La denuncia penal la presentó Aníbal Fernández.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, presentó hoy una denuncia penal contra el piquetero Juan Carlos Alderete, de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), quien había afirmado que con su organización ocuparían la sede del Ministerio de Desarrollo Social y que en caso de que intentaran desalojarlos habría «muertos de ambos lados».

Según anticiparon a DyN fuentes oficiales, la denuncia se originó en que el dirigente de la CCC, «en declaraciones periodísticas de hoy, dijo que la semana próxima iba a ocupar la sede del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y sedes de la Anses, y que ‘va a haber muertos de los dos lados’ en caso en que el Gobierno intente desalojarlos».

La denuncia fue formalizada por el Departamento Seguridad de Estado de la Policía Federal Argentina, ante el juzgado federal de magistrado Julián Ercolini, se indicó.

De acuerdo con lo indicado por las fuentes, el jefe de Gabinete presentó como pruebas la edición del diario La Nación, donde Alderete aseguró que habría «muertos de los dos lados» en caso de que la Policía intente desalojar o evitar las tomas de los edificios públicos.

Según el procedimiento habitual, ante la denuncia presentada el fin de semana, se deberá aguardar hasta el lunes, cuando se procederá al sorteo del juez que intervendrá en la causa y que será el encargado de definir la carátula de la investigación.

Poco antes, el ministro del Interior Florencio Randazzo había afirmado que «que el Gobierno no caerá en provocaciones» y que «las amenazas de sectores opositores buscan provocar un clima de violencia que no quieren los argentinos».

Randazzo indicó que «hay sectores que quieren desestabilizar al Gobierno, y crear un clima de violencia», y advirtió que «lo importante es que la sociedad argentina quiere vivir en paz».

El funcionario dijo que «las amenazas de Alderete y otros dirigentes opositores muestran la intención de provocar un estado de conmoción en la sociedad, que no tiene nada que ver con la realidad que vivimos los argentinos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here