En un encuentro inolvidable, «La Torrre de Tandil» jugó un partidazo y se llevó puesto al Nº1 del mundo.

Del Potro rio16Los que estuvieron en la cancha nunca olvidarán el gran show que brindaron estos dos animales. Porque se vio una enorme versión de Juan Martín Del Potro, porque Novak Djokovic lo dio todo y porque se vio un tenis de alto vuelo. El argentino derrotó al serbio por 7-6 (4) y 7-6 (2) y metió un verdadero batacazo en los Juegos Olímpicos.

La presentación del tandilense fue perfecta. Se lo vio sólido, suelto, confiado, de buen humor y concentradísimo. El número 1 del tenis mundial se vio acorralado ante las terribles derechas de su rival. El primer set fue realmente parejo y perfecto. En el tie break el argentino sacó una buena diferencia y la aprovechó. Fue 7-6 (4).

Por la tensión, el entorno y el rendimiento de ambos tenistas, podría haberse tratado de una final de Grand Slam. O de Copa Davis, por qué no. Hasta el brasileño más anti argentino aplaudió a Del Potro. En el segundo set el nivel no bajó. Esta crónica que estás leyendo no podría explicar lo que se vio por TV. Delpo y Nole se mataron a palos. Y ahí el argentino fue mejor. Fueron al tie break y el tandilense volvió a ganarlo por 7-6 (2).

Lo que hizo Del Potro hoy no es poca cosa. Jugó a un nivel altísimo como nunca antes visto desde su regreso a las canchas luego de tantas operaciones en la muñeca izquierda. Le demostró al mundo que está de vuelta. Que será una verdadera amenaza en la temporada de canchas duras.

LA EMOCIÓN DE DEL POTRO TRAS EL TRIUNFO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here