Unos 3.500 fieles se congregaron en el kilómetro cero para celebrar el Vía Crucis.

Cerca de 3.500 personas se congregaron este viernes en el kilómetro cero, para participar del Vía Crucis del Encuentro que culminó con una emotiva oración del obispo diocesano, Eduardo María Taussig, sobre el sufrimiento de la Virgen María junto al cuerpo yacente de su hijo Jesucristo.

Las columnas de fieles con antorchas encendidas habían partido desde el Monumento a Madre Teresa por Av. Irigoyen, desde Mitre y Callao, desde la Parroquia de Luján y desde la Plaza Arturo Illia, por Av. El Libertador, esta última fue acompañada por el propio Taussig que peregrinó junto a los fieles.

A lo largo de cada recorrido y en el punto de encuentro se rezó el Vía Crucis de la vida, en cuyo trayecto se escucharon frases como la siguiente: “¿No fue suficiente la muerte más universal y dolorosa que se dio en Jesús? Hoy, con el silencio de algunos, y la timidez de otros, se siguen entregando a la cruz de la no existencia, miles de seres humanos que no han cometido otro delito sino el haber sido concebidos. Líbranos, Señor, de aquellas leyes que permiten crucifixiones inocentes. Líbranos, Señor, de condenar –bajo pretextos estériles- vidas humanas a la muerte, sin tiempo para haber nacido.”

Monseñor Eduardo Maria Taussig bendijo cientos de cricifijos de los fieles.

Mons. Taussig reflexionó acerca del sentido de la entrega de la vida de Jesús en la cruz, el silencioso sufrimiento de su Madre, a la vez que fustigó al laicismo, al que calificó de “minoritario”, que busca erradicar las cruces, signo distintivo del cristianismo, de los espacios públicos.

Al finalizar sus palabras realizó la bendición de cientos de crucifijos que las personas tenían en sus manos para ser colocados en lugares significativos de sus hogares, lugares de trabajo o bien ser regalados a algún ser querido.

Horas antes el prelado había presidido la ceremonia de la “Pasión de Jesucristo” en la catedral San Rafael Arcángel en cuyo transcurso se recordó el instante mismo de la muerte del Hijo de Dios.

En el marco de las ceremonias de Semana Santa este sábado a las 09:30 se realizará el Vía Crucis de los niños alrededor de la plaza San Martín de la ciudad de San Rafael, mientras que a las 21:30, en la catedral San Rafael Arcángel, el obispo realizará la Bendición del fuego nuevo, encendido del Cirio Pascual y la Santa Misa. Esta última actividad se replicará en cada parroquia.

El domingo de Pascua las misas de resurrección se realizarán en los horarios habituales de cada comunidad parroquial. En la Catedral serán a las 08:30, 11:30, 18:30 y 20:00.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here