La agresión a un joven homosexual por parte de presuntos neonazis generó gran revuelo en Chile y provocó el repudio de la ciudadanía y de las autoridades que anunciaron que impulsarán una ley antidiscriminación que aun espera el fin de su trámite en el Congreso.

Daniel Zamudio fue golpeado el pasado fin de semana y debió ser internado en la Posta Central de Santiago tras sufrir múltiples lesiones, entre ellas marcas de esvásticas en el cuerpo. El joven de 24 años permanece conectado a ventilación mecánica y con coma inducido, aunque el último parte médico reportó que ésta «fuera de riesgo vital».

El hecho despertó variadas reacciones e incluso trascendió las fronteras, al punto que el cantante puertorriqueño Ricky Martin a través de su cuenta en la red social Twitter escribió: «no más odio, no más discriminación. Espero que se haga justicia YA. Mucha luz para Daniel y toda su familia».

En el país el rechazo fue unánime, pero a la vez hizo que especialistas advirtieran sobre la necesidad de poner atención a estas agrupaciones que siguen tendencias neonazis y que tienen una importante presencia, según dijo a BBC Mundo el abogado y sociólogo experto en sectas Humberto Lagos.

«No es una situación aislada. En Chile debe haber por lo menos, según los estudios que yo he hecho, alrededor de 30 células neonazis. El objetivo de ellas es el ataque y el actuar violentamente contra de quienes ellos consideran lacras sociales del punto de vista de su ideología, y entre esas lacras están los judíos y los homosexuales», afirmó.

Similar fue la postura del presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez, quien sostuvo que «no es un hecho aislado, es recurrente cada cierto tiempo la práctica de violencia por parte de grupos neonazis», recordando que «el año pasado tuvimos el caso de Sandy, una transgénero de Valparaíso que fue violentamente agredida».

Tras estudiar durante años a estos grupos, Humberto Lagos afirma que el ataque al joven Daniel Zamudio podría no ser el último, ya que existen «periodizaciones» en que se repiten estos tipos de prácticas propias de células organizadas.

«Estos grupos neonazis no surgen de manera espontánea sino que obedecen a una lógica del comportamiento del nazismo internacional y nacional, y en Chile y otros países están haciendo esfuerzos para llegar a constituirse como partidos políticos, como expresión política», alertó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here