La oficina de derechos humanos para América del Sur de Naciones Unidas criticó este martes la situación de las cárceles de Argentina, Chile, Uruguay y Venezuela, donde recientemente murieron ocho reclusos en episodios de violencia.

También cuestionó a Brasil por un video que muestra una detenida que acababa de dar a luz esposada, en clara contravención de los tratados internacionales de derechos humanos.

La oficina de la ONU a través de un comunicado manifestó su preocupación «por la reciente ola de violencia en las cárceles de América del Sur, que en los últimos días ha cobrado la vida de al menos tres prisioneros en Uruguay, dos en Argentina, dos en Venezuela y uno en Chile».

Américo Incalcaterra, representante de esa oficina, señaló que «estos hechos reflejan un patrón alarmante de violencia carcelaria en la región, que es una consecuencia directa de… las condiciones precarias de detención, incluyendo el hacinamiento crónico, la falta de acceso a los servicios básicos tales como espacio suficiente, agua potable, alimentos, atención médica y la falta de estándares básicos de saneamiento e higiene».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here