Una de las zonas más áridas del mundo recibe hoy a la prueba. Serán más de 500 kilómetros de recorrido en uno de los terrenos más exigentes del trazado 2012.

 

El desierto de Atacama en Chile, es uno de los circuitos más exigentes del recorrido.

 

La competición regresa este sábado con uno de los platos fuertes del Dakar, el habitual trazado en bucle por los alrededores de Copiapó, en el corazón del desierto de Atacama (Chile).

Tras la cancelación de la sexta etapa por problemas climáticos en la frontera entre Argentina y Chile, los pilotos entrarán nuevamente en acción con el recorrido del séptimo tramo del Rally Dakar 2012 en Copiapó.

Será la primera prueba de fuego para el francés Cyril Despres, que lidera la carrera en motos, y para su compatriota Stéphane Peterhansel (Mini), que hace lo mismo en autos, aunque con una pequeña ventaja sobre el polaco Krzysztof Holowczyc y «Nani» Roma, ambos también al volante de un Mini.

La séptima etapa tendrá 419 kilómetros de especial, divididos en dos partes claramente diferenciadas: Los primeros 143 irán por pistas arenosas y el resto por las majestuosas dunas del desierto.

El descanso fue bien recibido por los pilotos, pero lo de hoy será una de las pruebas más difíciles, aunque mañana también les toca descansar, para luego retomar el día lunes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here