Tras la muerte del mediático, Felipe y Martita vivieron un episodio de inseguridad y no descartan que hayan querido secuestrar a los chicos.

Martita y Felipe FortEl fiscal José María Campagnoli pidió ampliar la investigación sobre el hecho de inseguridad que tuvo entre las víctimas a los dos hijos del fallecido empresario Ricardo Fort cuando personas armadas interceptaron el vehículo en el que eran trasladados junto con custodios.

Fuentes judiciales informaron que mediante un escrito presentado ante el juez de instrucción Manuel Gorostiaga, el fiscal pidió ampliar la investigación pese a que el único de los delincuentes detenidos, Rubén Darío D´angelo, confesara que quiso robar un reloj Rolex que llevaba consigo uno de los custodios de Fort.

El hecho ocurrió el domingo pasado por la noche cuando los dos hijos de Fort, Felipe y Marta, viajaban en un vehículo: uno de los niños iba con los dos custodios en los asientos delanteros y detrás iba Gustavo Martínez, quien había sido pareja del empresario y quedó a cargo del cuidado de los menores tras su muerte.

La moto que interceptó al vehículo primero lo hizo en Olivos y una hora después, ya en Núñez, a la altura de la calle Cuba al 3400, los presuntos asaltantes lo habrían frenado a punta de pistola.

En esas circunstancias, uno de los custodios reaccionó y le disparó al delincuente cuatro tiros, dos de los cuales impactaron en D´angelo.

Por el hecho, D´angelo está detenido en un hospital, a raíz de las heridas, e imputado por robo con armas, pero a la par el custodio que disparó lo está por exceso en legítima defensa.

Si bien se cree que pudo haber sido un robo al voleo por parte de motochorros, el fiscal Campagnoli pidió al juez que amplíe el objeto de la investigación, y el secuestro es una de las hipótesis.

Alfredo Oliván, abogado del custodio imputado por exceso en legítima defensa, aseguró a Noticias Argentinas llamarle «la atención el hecho».

«No creo que haya sido el robo el fin de este hecho; por cómo fueron las circunstancias, creo que se intentaron llevar al chiquito, por eso avalo el pedido del fiscal Campagnoli de ampliar la investigación en torno a un hecho de secuestro», dijo el letrado.

En tanto, la próxima semana, se prevé que el custodio, al estar imputado, hará un descargo sobre cómo fueron los hechos, y por qué efectuó disparos a uno de los motochorros, pues el otro se dio a la fuga.

En la investigación, estuvieron declarando hasta el momento como testigos otros custodios de los hijos de Fort, así como Gustavo Martínez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here