El nacionalista Ollanta Humala será el próximo presidente de Perú tras haber ganado la segunda vuelta electoral realizada ayer, de acuerdo con los resultados coincidentes de los conteos rápidos elaborados por tres firmas privadas de opinión pública y una organización civil.

 

Humala aventajaba a la conservadora Keiko Fujimori por 51 a 49 por ciento de los votos válidos, según la empresa Datum (con 100 por ciento de los sufragios relevados); por 51,5 a 48,5 por ciento según Ipsos-Apoyo (91 por ciento del escrutinio completado), y por 52,2 a 47,8 por ciento según CPI (con el 100 por ciento de los sufragios computados).

 

Asimismo, la Asociación Civil Transparencia asignó a Humala 51,3 por ciento de los votos válidos contra 48,7 por ciento de Fujimori.

 

Más temprano, dos encuestas a boca de urna también habían dado ganador al candidato de la coalición Gana Perú, por 52,6 a 47,4 por ciento en el caso de Ipsos-Apoyo, y por 52,7 a 47,3 por ciento en el caso de Datum.

 

Aun cuando se aguardaba con expectación la divulgación de los primeros cómputos oficiales, los seguidores de Humala ya celebraban en las inmediaciones del hotel Los Delfines, en el acomodado barrio limeño San Isidro, donde el teniente coronel retirado se había instalado para seguir las alternativas de la jornada electoral.

 

Mientras tanto, el jefe del plan de gobierno de Gana Perú, Félix Jiménez, prometió que Humala encabezará “un gobierno de concertación nacional, en el que serán convocados todos los peruanos”, y aseguró que “no debe haber temor económico” porque su coalición está dispuesta a “respetar el esquema actual de la política monetaria y fiscal”.

 

No obstante, pidió al Banco Central de Reserva que “haga su trabajo” para frenar un eventual ataque especulativo contra la moneda nacional.

 

El líder nacionalista, que contó para este balotaje con el apoyo del ex presidente centrista Alejandro Toledo y del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, toma desquite de las elecciones presidenciales de 2006, en las que también había ganado la primera vuelta pero había sido derrotado en la segunda por el actual mandatario, Alan García.

 

El 10 de abril pasado, Humala se impuso en la primera vuelta con 31 por ciento de los votos válidos contra 23 por ciento de Fujimori.

 

Por otro lado, Fujimori permanecía anoche recluida en el hotel Bolívar, del centro de Lima. Uno de sus asesores económicos, Guillermo Palomino, señaló que su partido Fuerza 2011 iba a esperar a que se divulgaran los resultados oficiales antes de emitir alguna opinión o pronunciamiento sobre la jornada electoral.

 

Las elecciones, que se presentaban como las más reñidas de las últimas cinco décadas -pese a que las encuestas de los últimos dos días ya habían anticipado una ventaja para Humala-, transcurrieron con normalidad, sin más incidentes que los habituales en esta clase de actos, tales como mesas que se abrieron más tarde por falta de autoridades, denuncias por actos de proselitismo en los centros de votación e infracciones a la veda de venta de bebidas alcohólicas.

 

Poco antes del cierre de las mesas, el presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Hugo Sivina, había afirmado que todo se estaba “llevando con la regularidad del caso” y que de los pocos incidentes reportados “ninguno constituye un peligro que pueda alterar los resultados”.

 

Sivina resaltó que también se estaba votando con normalidad en Puno, el departamento del sur del país donde en las últimas tres semanas se realizó una huelga contra la actividad minera que incluyó el bloqueo de accesos a las principales ciudades y de los pasos fronterizos con Bolivia.

 

“El comportamiento hasta ahora es muy bueno; no tenemos ningún inconveniente significativo”, destacó, por su parte, el jefe de la Misión de Observación Electoral de la OEA, el ex canciller argentino Dante Caputo.

 

También resaltaron la normalidad de la jornada el jefe de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, el eurodiputado español José Salafranca, y el defensor del Pueblo de Perú, Eduardo Vega Luna.

 

Casi 20 millones de ciudadanos (de ellos, unos 750 mil en el exterior) estaban habilitados para elegir en las urnas a quien el 28 de julio sucederá a García.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here