Segunda vuelta en Francia: Los candidatos ya emitieron su voto de las presidenciales

    El candidato socialista Francois Hollande, favorito en todas las encuestas, y el presidente y candidato a la reelección Nicolas Sarkozy, emitieron su voto esta mañana en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas.

    La importancia de la elección francesa transciende las fronteras galas porque el resultado influirá en el resto de los países de la zona euro, pues de concretarse la anunciada victoria de Hollande supondría una alternativa a la política de ajuste y austeridad para enfrentarse a la crisis económica impulsada por la Jefa del Estado alemán, la Canciller Angela Merkel, y el propio Sarkozy.

    Esta mañana, Hollande votó en Tulle, en su región natal de Correze (centro).

    El socialista demoró en ingresar al centro de votación al ser aclamado por más de una centena de vecinos, a los que saludó uno por uno. Por su parte, Sarkozy, junto a su mujer, la ex modelo Carla Bruni, sufragó en una escuela del distrito 15 de París poco antes del mediodía.

    El ministerio del Interior informo que la participación al mediodía alcanzo el 30,66%, en alza respecto de la primera vuelta del 22 de abril, donde a la misma hora había vitado el 28,29% del padrón.

    Los últimos sondeos publicados el viernes antes del inicio de la veda electoral sitúan a Hollande obteniendo entre el 52,5% y 53,5% contra el 46,5% y 47,5% de Sarkozy.

    En tanto, entre el 15% y 17% se mostraba indeciso. La diferencia, que llego a ser de 16% hace un mes, nunca fue tan estrecha, por lo que Sarkozy sueña con dar la sorpresa para gobernar Francia por otros cinco años.

    De ganar, Hollande se convertirá en el segundo presidente de izquierda en la historia moderna de Francia, luego del doble mandato de Francois Miterrand, entre 1981 y 1995. Sarkozy, quien amenazó con volver a realizar controles migratorios en las fronteras, criticó el rol de la UE y al Banco Central Europeo (BCE) durante la crisis y aseguró que de ganar el Socialismo, “Francia terminará como la España de Rodríguez Zapatero”, en alusión al socialista ex Jefe de gobierno español.

    La elección comenzó ayer en los territorios franceses de ultramar y en los consulados de toda América, para que por la diferencia horaria los residentes franceses puedan votar sin conocer el resultado.

    En total, casi 45,5 millones de franceses están habilitados para votar entre las 8 y las 18 horas, hasta las 20 en las grandes ciudades. Se estima que la participación rondara el 80%, un alto porcentaje teniendo en cuenta que el voto no es obligatorio y que la elección tiene lugar durante las vacaciones escolares de primavera.