El canciller Héctor Timerman mantuvo una reunión con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a quien le entregó una nota firmada por los mandatarios de la Unasur donde reiteran su «firme respaldo a los derechos legítimos» de la Argentina sobre las Islas Malvinas.

En la misiva fechada el 2 de abril, los Jefes y Jefas de Estado de la Unasur, ratifican además «el permanente interés regional en que el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte se avenga a reanudar las negociaciones con la República Argentina» así como solicitaron al titular de Naciones Unidas que «renueve sus esfuerzos en el cumplimiento de la misión de buenos oficios que le fuera encomendada por la Asamblea General a través de sucesivas resoluciones».

Tras la entrega de la carta a Ban Ki-moon, el Canciller señaló a Télam que «la Argentina ha demostrado siempre que todos los gobiernos democráticos (argentinos) han buscado en forma pacífica la resolución del conflicto Malvinas y que es Gran Bretaña la que se rehúsa» a sentarse a negociar.

Al no hacerlo, de conformidad con las resoluciones establecidas por la ONU, Gran Bretaña «está dando el ejemplo de que las Naciones Unidas son útiles solamente cuando protegen los intereses de ellos y cuando los intereses de ellos no coinciden con las decisiones de Naciones Unidas, los ignora».

Por otro lado, el Ministro de Relaciones Exteriores argentino participó hoy del debate abierto sobre la situación en Haití convocado por Colombia que durante el mes de abril posee la presidencia rotativa del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En su intervención, Timerman reafirmó el «sólido compromiso» con el país caribeño y resaltó el apoyo que Argentina le brinda de forma continua desde años anteriores al devastador terremoto que afectó a esa nación en enero de 2010.

Además de que el 70 por ciento de los efectivos argentinos desplegados en el mundo en operaciones de paz, están en la MINUSTAH (Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití), Argentina «asumió compromisos específicos adicionales que seguimos ejecutando en directo contacto con las autoridades haitianas», comentó el Canciller frente a los presentes.

Ejemplo de esto, es «la provisión de ayuda humanitaria a través de Cascos Blancos (con un total de cuatro misiones entre 2004 y 2010) y la promoción de la autoproducción de alimentos frescos en huertas familiares, escolares y comunitarias mediante el Programa `Pro Huerta Haití`, con la seguridad alimentaria como objetivo final».

A su vez, «el compromiso argentino en Haití se vio traducido en su activa participación en el marco de la Unasur, organismo que, entre muchos otros gestos y compromisos asumidos, en febrero de 2010 decidió conformar un fondo para la reconstrucción del país, y en agosto de 2010 institucionalizó su presencia en la isla con la instalación de una Secretaría Técnica en Puerto Príncipe».

Asimismo, el Jefe de la diplomacia argentina, calificó de «esencial que las Naciones Unidas adquieran una mayor responsabilidad en la coordinación de los esfuerzos internacionales de apoyo a Haití, siempre en base a las prioridades fijadas por ese país», siendo que «estamos convencidos de que la participación local es el principio fundamental a tener en cuenta respecto de las tareas de mantenimiento y consolidación de la paz».

Timerman transmitió además la predisposición de varios cancilleres y ministros de Defensa latinoamericanos de, una vez finalizado el informe que están desarrollando sobre la situación en Haití, trabajar juntamente con la Secretaria de la ONU en la preparación del próximo informe del Secretario General y en la elaboración del presupuesto de la MINUSTAH a fin de que se le otorgue «una adecuada cobertura a dos asuntos de gran importancia».

Por un lado, «a los aspectos relativos al fortalecimiento del Estado de derecho y la reconstrucción de las instituciones en Haití» y por otro, «es de gran importancia tener en cuenta los aportes que el contingente militar de la MINUSTAH pueda hacer a favor de la consolidación de la paz en el país».

Entre los asistentes en el debate abierto, estuvieron presentes el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos que presidió la discusión, el actual líder haitiano, René Preval, el secretario general del organismo, Ban Ki-moon y el ex mandatario de Estados Unidos y enviado especial de Naciones Unidas a Haití, Bill Clinton.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here