El gobernador pretende que la provincia se ahorre más de 27 millones de pesos que actualmente se gastan en medicamento.

Tal como lo había anticipado en época de campaña, el gobernador Francisco Pérez pretende avanzar un escalón más en materia de salud, con la instalación en la provincia de un laboratorio estatal de medicamentos que supla el faltante de algunos medicamentos en la provincia y al mismo tiempo, para liberar la presión que muchos laboratorios ejercen sobre las farmacias mendocinas.

«Existe voluntad del Gobernador para llevar adelante (la iniciativa de instalar un laboratorio público en Mendoza) y el ministerio de Salud de la Nación lo ve con muy buenos ojos», afirmó el Ministro de Salud de la provincia, Díaz Russo quien además aclaró que para poner en marcha el proyecto, la provincia necesita unos seis millones de pesos.

Mendoza es pionera en la declaración de los medicamentos como un bien social, ya que este concepto está incluido en la norma Nº 5.897, aprobada en 1992, para todos los remedios que aparecen en el formulario terapéutico y de insumos y el proyecto de un laboratorio, surgió durante el gobierno del radical Sanz, cuando era intendente de San Rafael y para lo cual el municipio puso a disposición, un edificio ubicado en calle Salta 255 de la ciudad de San Rafael.

Otro paso a nivel nacional, refiere a la aplicación en el Congreso el pasado 29 de junio de 2011, de una ley que promueve la instalación de laboratorios públicos en las provincias y establece como objetivos «la accesibilidad de medicamentos a todas las capas sociales, la garantía de estándares de calidad de los mismos, el descenso de los precios, el desarrollo tecnológico y la producción de valor agregado».

Para ello la ley estipula «dotar de presupuesto a los laboratorios estatales, articular y coordinar esfuerzos y definir prioridades estratégicas, teniendo en cuenta los perfiles epidemiológicos y estacionales de cada región».

Con esta situación, el gobierno provincial analiza como implementar la idea, teniendo en cuenta que la provincia gasta unos 27 millones de pesos en medicamentos, muchos de los cuales, pueden ser producidos por el estado, el cual al mismo tiempo, puede convertirse en abastecedor de medicamentos de las farmacias mendocinas. «No le vamos a quitar el sueño a ningún laboratorio privado, solo queremos producir por lo menos entre un 10 y un 15%» de los medicamentos que requiere la provincia, especialmente antiinflamatorios, antibióticos, hipoglucemiantes y tranquilizantes», aseveró Díaz Russo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here