Junto a Los Persas, el cantante interpretó las canciones que componen su último trabajo discográfico y realizó un recorrido por los clásicos piojosos.

Minutos después de finalizado el espectáculo “Te miro, Vendimia de colores” Ciro y sus persas subieron al escenario del teatro griego, Frank Romero Day para poner a punto a las cerca de 19 mil personas que concurrieron a la segunda repetición de la Fiesta Máxima de los mendocinos.

Cerca de las 23.20, comenzaron a sonar los acordes de “Banda de Garage”, canción perteneciente a su último trabajo discográfico (el primero en su carrera  como solista) “Espejos”. De esta manera, miles de mendocinos y turistas se pusieron de pie para corear al ex líder de Los Piojos.

Después llegaría el turno de “Taxi boy”, “Pistolas” y “Vas a bailar”, para que Ciro tomara un respiro y agradeciera por “invitarnos a esta fiesta maravillosa”.

Mostrando un constante acercamiento con el público, a través de interacciones, o acercándose a los jóvenes que bailaban en los lagos del anfiteatro, Ciro realizó un recorrido por las canciones de Espejo y no defraudó a los fanáticos piojosos, que pudieron disfrutar de clásicos de la banda de El Palomar (Buenos Aires) como “Agua”, “Ruleta” o “Como Alí”.

Después de una hora y media de show, Ciro comenzó a despedirse de Mendoza con un ritual que ya es su marca registrada, la lectura de las banderas presentes. Al ritmo de “Noche de hoy”, el showman le dijo hasta pronto a Mendoza, para finalizar entonando con su armónica el Himno Nacional Argentino, como homenaje a San Martín y dejando a los presentes listos para la frutilla de la torta: Divididos.
[monoslideshow id=287 w=650 h=507 preset=’sparkles’] [nggallery id=287]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here