Martín Segovia, presidente de la Cámara de Comercio de Malargüe.

Con situación bastante dispar al resto de las cámaras empresarias del sur, la Cámara de Comercio de Malargüe y puntualmente la dirigencia, viene desde hace tiempo siendo fuertemente cuestionada no sólo por las organizaciones intermedias con las que está enemistada, sino en gran parte por los mismos comerciantes que la integran que representan sólo el 10% del total existente en el departamento.

 

La actual dirigencia encabezada por Martín Segovia es dúramente cuestionada en varios ambitos: empresarios, comerciales, institucionales e incluso gubernamentales, puesto que desde la entidad, lejos de buscar concensos y trabajar en proyectos integrados con otras entidades, simplemente se ha encargado de criticar proyectos como Paso Pehuenche, Las Leñas y Vergara que tras muchos años de esfuerzo bilateral entre Argentina y Chile,están en vías de concreción.
Desde la Asociación Malargüina de Turismo (AMATUR) también se cuestiona a la dirigencia porque consideran que la entidad «ya no se ocupa de proponer ni ejecutar proyectos que defiendan los intereses de los empresarios y comerciantes malargüinos». Al respecto, el presidente de la entidad, Floridor Gonzáles, manifestó: «Realmente es un tema de preocupación para un amplio sector de la sociedad, puesto que mientras el Estado prioriza pasos como Libertadores, Las Leñas o El Pehuenche, el presidente de la Cámara felicita a algunos integrantes de la entidad por foguear el Paso Las Damas, que es sumamente costoso e inaccesible a menos que se haga en vehículo 4×4. Estas son cosas que carecen de coherencia para muchos de los empresarios y comerciantes y desata el malestar generalizado que se vive hoy por hoy».
Otra actitud que ha quitado credibilidad a Segovia y generado malestar, es que hace algunos días, envió a la administración de la empresa Vale que lleva adelante el emprendimiento Potasio Río Colorado, una nota donde pide a la empresa que ponga en consideración que la empresa Compass Group (de capitales ingleses) es la única que ha ofrecido la posibilidad de brindar el servicio de catering para los operarios de la mina, cosa que contradice el «compre mendocino» establecido como cláusula en el contrato y que va en detrimendo de varios empresarios de la zona y mendocinos que aspiran a brindar este servicio.

Esto también contradice la postura del empresario hace meses atrás. “Vemos con agrado la decisión tomada por el gobierno con respecto a Vale”, señalo el presidente cuando el gobierno suspendió las obras de la empresa por incumplir el compre mendocino “Nosotros solicitamos que el Compre Mendocino se respetase, más aún cuando se iban conociendo los incumplimientos de la firma, que contrataba gente y servicios en Neuquén, en detrimento de los mendocinos y avasallando la ley”.
El resultado de estas actitudes ha generado que varios (de los pocos) socios con que cuenta la Cámara, presenten su renuncia a integrar la entidad que sólo abarcaba a mediados de 2011, a cien de los comercios que existen en el departamento y por otro lado que un grupo de ex integrantes de la Cámara, se reúnan para presentarse como alternativa en las elecciones que tendrán lugar a mediados de este año, para intentar «salvar» a la entidad que carente de prestigio, proyectos y acciones concretas, deje acéfala una labor muy importante en defensa del comercio malargüino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here