En la madrugada de este lunes los presos rebeldes del pabellón 5 de la cárcel de Boulogne Sur Mer pusieron fin a la revuelta que iniciaron alrededor de las 20 del día anterior, informaron fuentes gubernamentales. Los presos levantados fueron 17 y estuvieron liderados penitenciarioor Ricardo Ferreyra Ervida, quien se encargó de pedir que se hiciera presente la fiscal de Delitos Complejos, Claudia Ríos, como condición para levantar la prostesta.

Sebastián Sarmiento, director del Servicio Penitenciario, le dijo a Radio Nihuil que en la cárcel Almafuerte, de Alto Cacheuta, hay un sector de máxima seguridad aislado del resto de la población carcelaria al que serán llevados los causantes de la revuelta del domingo.

El funcionario calificó a estos reclusos como «sumamente peligrosos» y adelantó que desde este lunes se estudiará la situación particular de cada uno para decidir luego el traslado «de algunos a cárceles de otras provincias».

Finalmente, en la madrugada del lunes, cuando Ferreira y sus seguidores estaban cansados y ya no tenían elementos para seguir resistiendo la toma de los techos de los pabellones 5 y 6 del viejo penal mendocino, irrumpió en el penal la fiscal especial y terminó de sellar la rendición de los rebeldes un rato antes de las cinco de la mañana.

Tras la rendición, los presos que protagonizaron la revuelta fueron revisados por la Sanidad carcelaria para constatar en qué condición física terminó cada uno en el final de la medida.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here