Despedida de Félix 2Omar Félix pronunció su último discurso como intendente a modo de despedida, ya que el 10 de diciembre próximo asumira como Diputado Nacional.El acto se desarrolló en el Honorable Concejo Deliberante junto a la Presidenta , Contadora, Cristina Da Dalt.

El Honorable Concejo Deliberante estuvo repleto al igual que el hall central de la comuna donde se instalaron sillas y una  pantalla gigante.
despedida5Omar Félix pronunció su discurso de despedida frente a los concejales y a una gran cantidad de público, indicando que no iba hacer una «tediosa reseña» de todas las acciones que desarrolló y prefiriendo centrarse en las principales líneas de sus seis años de gestión.

Félix comenzó su discurso apenas pasadas las 10:30 y comenzó agradeciendo a los concejales por haber tomado un cuarto intermedio y haberle concedido una banca para que pudiera expresar su agradecimiento después de seis años de gestión al frente de la Muncipalidad de San Rafael.

despedida6
El Diputado Nacional que asumirá su banca la próxima semana destacó entre sus principales logros, haber incorporado al patrimonio de la comuna el predio de la Intendencia del Ejército en Cuadro Nacional.Las obras de refacción en la Plaza San Martín,  dejar encaminada la construcción de la nueva terminal de ómnibus,el vertedero controlado de la Tombina;obras todas, encaradas en sus seis años de gestión.Tambien indicó que se mejoraron las condiciones laborales de todos los empleados y de todas las áreas de la municipalidad.

“Soñamos con un San Rafael que siga progresando”, dijo Félix y expresó que no se alejará de San Rafael ni de su equipo de gestión por cuanto espera poder seguir sirviendo a los intereses del departamento desde su nueva responsabilidad como legislador nacional.

“Queremos lo mejor para esta tierra en la que hemos nacido y vivimos, y en la que han nacido y viven nuestros hijos”, dijo Félix al tiempo que también reclamó una reforma de Mendoza, “porque no puede ser que el municipio no pueda resolver sus problemas de semáforos y para ello debo recurrir al Estado Provincial”, citó a manera de ejemplo.

En los agradecimientos, Félix recordó a su familia, a sus  colaboradores y cuando recordó a sus padres, la emoción embargó su voz y el público le dió un caluroso aplauso.
Despedida de Félix 3
La ceremonia contó con la presencia del Intendente de General Alvear, Ing. Juan Carlos de Paolo y de funcionarios municipales.

EL DISCURSO

Señores Concejales, Señoras, Señores, Amigos:

Quiero en primer lugar agradecerles haber pasado a un cuarto intermedio en esta sesión iniciada ayer y darme la posibilidad de ocupar la banca que la Ley Orgánica de Municipalidades asigna al Ejecutivo municipal.

No es mi intención hacer hoy una enumeración taxativa y tediosa de las obras, acciones y gestiones de gobierno realizadas en los 6 años transcurridos desde fines del 2003; el balance que hoy pretendo realizar tiene otra connotación.

Cuál es el sentido de los balances?

Entiendo que tomar una conciencia más completa de lo que se hizo y lo que faltó hacer, sobre todo de esto último, para poder sostener un rumbo o perfeccionarlo, y que sirva no sólo al Gobierno y a las distintas fuerzas políticas, sino a toda la sociedad.
Despedida de Félix 1Nosotros asumimos hace 6 años el Gobierno municipal  con un diagnóstico: San Rafael en el año 2003 estaba – como el resto del país – viviendo los efectos de la crisis, que tuviera su mayor intensidad en el año 2001; esto se reflejaba en todas las áreas del Estado con menor inversión pública y deterioro de la calidad de los servicios. El momento exigía determinación y criterio. Y debemos reconocer que la paulatina salida de la mencionada crisis nos fue favorable… teníamos una oportunidad, había que aprovecharla.

Despedida de Félix 4Centramos nuestra acción de Gobierno en el incremento de la obra pública. No fue una decisión apresurada, sino el fruto de un concepto elemental: en esos tiempos y en esas circunstancias, sólo la obra pública nos permitía incrementar el nivel de empleo y la cohesión social, aumentar la atracción de la inversión privada en todo nuestro territorio y reposicionar a la Municipalidad como un agente de transformación del entorno.

Ninguna reforma estructural podía plantearse en aquellos años. Pero también sabíamos que debíamos definir el modelo de municipio. Si este incremento de obra pública se realizaba tercerizado, es decir su concreción en manos del sector privado, la estructura y modo de gestión se definía de una forma, si por el contrario las obras y prestación de servicios se efectuaban por administración directa de nuestro municipio, la estructura y organización se modificaban. La decisión se tomó en función de la búsqueda de la mayor eficiencia teniendo en cuenta la comparación de costos entre el sector privado y el municipio.

En función de ello se determinó la necesidad de reequipar las áreas de servicios y obras, sobre todo para los servicios básicos como la recolección de residuos y barrido y limpieza, sector éste donde, por las distancias y extensión de la zona a atender que comprende ciudad y distritos, los costos municipales son sensiblemente menores a los del sector privado. Y en cuanto a obras se refiere, la decisión fue el estudio de cada caso en concreto y del resultado de la comparación, tomar la decisión más conveniente.

Y también los cambios estructurales deben darse en la administración propiamente dicha, es decir en los sectores administrativos, con mejoras como las efectuadas en la Dirección de Recaudación Municipal, que no sólo implica mejora edilicia, que es importante por cierto y que nos alegra haber concretado, sino también en procesos, en aplicación de tecnología, en capacitación al personal, teniendo presente que la mejora de las condiciones laborales en todas las áreas, tienen como objetivo no sólo las condiciones dignas del personal municipal, sino también la mejor atención al vecino, ya que él es el destinatario de la acción municipal. El modelo de la Dirección de Recaudación debe extenderse a todos los sectores de la administración municipal.

Superado ese debate sobre el modelo municipal, entendimos que correspondía expandir el concepto de Gobierno e incorporamos iniciativas que vincularan las esferas que un gobierno local moderno no puede soslayar: el orgullo ciudadano. La recuperación de nuestra plaza San Martín es símbolo de ello, la adquisición y remodelación de las instalaciones de los viejos terrenos del ejercito en Cuadro Nacional, la construcción del Parque de Saneamiento de La Tombina, la interacción con la sociedad civil a través del impulso al proyecto de la Agencia de Desarrollo Local (agencia que le tocará a usted como intendente poner en funcionamiento, señora Presidenta). Y, a partir de allí, trabajar en acciones de inclusión digital, en el crecimiento sostenible con todo lo que ello implica, la red vial, pasos internacionales, desarrollo industrial, turístico, agropecuario, actividades extractivas, de servicios, todo ello en franca armonía con nuestro medio ambiente.

Mucho es lo que falta: soñamos con un San Rafael que siga progresando.

Para ello necesitamos una mejor distribución de los recursos nacionales y provinciales, una mayor descentralización, no sólo de funciones y responsabilidades, sino también de recursos para hacerles frente, debemos hacernos cargo de nuestra planificación territorial, de funciones que determinan la calidad de vida de nuestros vecinos, por ejemplo  nuestro servicios de salud. No es un sistema eficiente que algunos de nuestros centros de salud sean provinciales y otros municipales, y hasta es anacrónico que la inversión en la colocación de un semáforo, por ejemplo, la tenga que realizar la provincia. Y esto es solo un ejemplo que se repite en muchas áreas de gobierno.

En síntesis, estoy diciendo que se debe bregar por una reforma integral del Estado mendocino, que contemple las realidades regionales y locales sin que esto signifique una puja entre municipio y estado provincial.

Debemos tener la posibilidad de desarrollar todo el potencial de la región, lo que supone la concreción del Paso Las Leñas, culminar el Paso Pehuenche, seguir trabajando, como se está haciendo junto a Malargue, General Alvear y municipios de San Luis y La Pampa, en la reactivación de los ferrocarriles, para lo cual hemos constituido un consorcio ferroviario.

Debemos seguir trabajando en el desarrollo de nuevos corredores turísticos, como el del Cañón del Diamante, o la prolongación de la ruta 202 desde Soitue al Nihuil (que permitirá el acceso a ese distrito a quienes transiten desde el este sanrafaelino y desde Alvear). Otra prioridad es la ruta 40, entre la localidad de Pareditas y El Sosneado, ya que su trayectoria se desarrolla en gran parte sobre nuestro territorio departamental y abre la posibilidad de un nuevo corredor turístico.

Debemos esforzarnos en conservar un modelo de desarrollo que ha permitido que nuestra distribución poblacional no se concentre sólo en una gran urbe, sino que ocupe todo el oasis, es decir la zona bajo riego en toda su extensión, para lo cual debemos también seguir mejorando la infraestructura en nuestros distritos, la asistencia en salud, la oferta educativa, las estructuras deportivas, como las iniciadas en Villa Atuel y Real del Padre y que debemos terminar y replicar en otros distritos como El Nihuil y la Villa 25 de Mayo, donde la infraestructura de organizaciones privadas como clubes, es débil o inexistente.

La atención a nuestros vecinos con capacidades diferentes es una preocupación permanente; como ejemplo vale la Equinoterapia organizada por nuestra gestión y que ayuda a muchos de nuestros niños.

Tenemos que pensar en un uso eficiente de nuestro recurso hídrico, fomentando la incorporación de tecnología de riego, no sólo en el sector privado sino también en el municipio, aplicando sistemas de riego moderno y eficiente al arbolado público. Es fundamental concretar el acueducto El Tigre – Bowen asegurando la calidad del agua de consumo humano en todo el oasis. Hoy el conflicto por Aguas Claras que se encuentra en la Suprema Corte de la Nación, es un preciso ejemplo de coincidencia política y una oportunidad para nuestra región.

No somos ajenos a la crisis energética; debemos ya incorporar tecnologías de energías sustentables en la producción de las mismas y en las formas de consumo, por ejemplo con tecnología LED para alumbrado público y generación solar; pretendemos que esa tecnología se aplique en nuestra Terminal de Ómnibus, hoy en construcción, y que sea un modelo de consumo sustentable. No es utópico pensar en posicionar a San Rafael entre las ciudades sustentables del planeta.

Explícitamente, hemos estructurado nuestra administración bajo un formato de   planificación flexible, sabiendo que San Rafael se ha visto envuelto, en el marco del proceso de recuperación económica, en una dinámica que requería mucha más gestión y coordinación.

Siempre mantuvimos la vista puesta en un horizonte y en un modelo territorial, que supone el crecimiento armónico y uniforme del departamento, teniendo en cuenta a nuestros distritos y parajes más alejados, identificando el potencial que cada uno de ellos ofrece.

En definitiva, lo que estoy diciendo es que quedan muchísimas tareas pendientes y algunas de ellas deben impulsarse de manera urgente; pero este tiempo no es comparable al período transcurrido y el rol actual de los actores políticos es comprender, interpretar y trabajar con esos datos del contexto. Aquellos que responden siempre con formulas idénticas, o son poco inteligentes o no han comprendido el valor de la ubicuidad en materia de gestión de los asuntos públicos.

Las iniciativas urbanísticas, ambientales, sociales, que de algún modo enriquecen la acción del Gobierno local, implican un esfuerzo tanto económico, como de re-configuración gubernamental, y nos obligan a aprender, a enfrentar nuevos entrenamientos, a construir nuevas normas, a formular proyectos desde otras perspectivas. Se trata de una transformación que excede una gestión, que de algún modo nosotros empezamos a ejecutar, pero que sin dudas está inconclusa y posiblemente, por el carácter inicial de la experiencia, es absolutamente perfectible.

Ahora Gobierno y sociedad civil deben involucrarse en la construcción de plataformas de acuerdo público-privadas: fortalecer fiscalmente al municipio de modo que pueda construir herramientas de promoción económica y trabajar en constituir un acuerdo político, lo suficientemente amplio para posibilitar estructurar la inversión pública en el territorio, con norte en el aumento de la competitividad.

Y cuando hablo de competitividad, no sólo me refiero al sentido económico que supone ser superior en los mercados, sino también a la competencia, sana por cierto, que podemos tener con otras regiones en calidad de vida, en cuidado del ambiente, en oferta educativa y cultural, en seguridad, tema hoy prioritario y que requiere de la mayor atención de todos nosotros, en convivencia política y social; en resumen, en todo aquello que nos enorgullece de nuestra tierra, que ha sido valorado por quienes, en estos últimos años, eligieron San Rafael para vivir. Condiciones que, por supuesto, debemos mejorar.

San Rafael debe dar un ejemplo de gobernabilidad, incrementando lo bueno ya hecho y perfeccionando lo que sea necesario.

Ese es el plan verdadero, no un documento inalcanzable, ni un horizonte difuso. El plan – y esto lo he repetido en muchas oportunidades – es mejorar la calidad de las instituciones, fortalecer nuestra administración, llegar a acuerdos, construir indicadores y, decididamente, avanzar.

Hemos invertido 6 años en los que me he sentido acompañado y respaldado; hemos asumido riesgos, hemos trabajado intensamente y avanzado, por lo general, pacíficamente. Nos hemos dedicado incesantemente, con virtudes y defectos, con aciertos y errores, pero siempre con vocación de servicio, con amor a nuestra tierra, teniendo siempre presente que nuestras acciones de hoy no son sólo para nosotros sino también para nuestros hijos, para nuestros nietos, para las generaciones que vendrán, y que deberán tener otros desafíos, los de su época, y no tener que hacerse cargo de proyectos postergados que nosotros no seamos capaces de concretar.

Quiero decirles que me he sentido y me siento honrado: ser el Intendente de San Rafael es el más alto honor al que puede aspirar un vecino de esta tierra y, como político, debo decir que se pueden ocupar distintos cargos en la administración pública, pero ninguno tiene tanta cercanía con el vecino como la titularidad del ejecutivo municipal.

Hoy otro destino democrático me exige trabajar por San Rafael. Voy al Congreso de la Nación con el orgullo de representar y defender está tierra que amo. Voy con la convicción de la pertenencia a un equipo político comprometido con San Rafael, voy con el objetivo de facilitar la tarea de quienes me sucedan en el sillón de Burgos Theran.

A partir del próximo 10 de diciembre ocuparé una banca en el Congreso Nacional, con conciencia plena de que mi lugar en el mundo esta en este suelo, en donde nací, donde nacieron y viven mis hijos, donde tengo mis amigos, mis afectos, la gente que amo, todos los sanrafaelinos.

Quiero agradecerles señores concejales por el consenso y por el disenso, por su trabajo y esfuerzo, muchas veces incomprendido, por revalorizar la política como una actividad noble, de bien común, de servicio.

A mis compañeros de lucha, a nuestros funcionarios, a los empleados municipales, mi eterno agradecimiento y el compromiso de seguir trabajando juntos; a la militancia política del Justicialismo y de todos los pensamientos, a quienes creen en esta forma de vivir para la que no existe jubilación ni retiro… que no sea este el último suspiro de nuestra existencia terrenal.

A quienes son capaces de creer en que siempre se puede mejorar, a los constructores de utopías y esperanzas, a todos aquellos que luchan por un mundo mejor, decirles que todo ello es posible, pero que se debe empezar por casa, nuestra casa, que es San Rafael.

A mi familia gracias por la tolerancia, a mis padres por el acompañamiento permanente.

A todos muchas gracias.

despedida7

Finalmente el ahora Diputado Nacional dialogó con el Periodista Horacio Stella.

OMAR FELIX

despedida8

El varias veces intendente de San Rafael, Chafí Félix y padre de Omar conversó con el periodista Horacio Stella.

CHAFI FELIX

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here