Los diferentes bloques de la Cámara de Diputados comenzarán a definir la semana próxima los integrantes y las autoridades de las comisiones permanentes de la cámara baja, en el marco del escenario que quedó planteado en la sesión del jueves.

Para avanzar en esas conversaciones, dirigentes del oficialismo y de la oposición se reunirán este miércoles 9 en el seno de una comisión, cuya creación fue resuelta en la sesión preparatoria de la cámara baja desarrollada el jueves.

En el encuentro del miércoles, los dirigentes de la oposición buscarán que la distribución no genere divisiones, algo que resulta difícil teniendo en cuenta que en esa tarea deben llenar más de 500 casilleros, entre los que se encuentran las presidencias de 25 comisiones.

De cara a la reunión del miércoles, a la que cada bloque llevará sus postulantes, el oficialismo tiene una tarea bastante parecida: debe elegir (o ratificar en muchos casos) a los presidentes de 20 comisiones, entre las que figuran las estratégicas de Asuntos Constitucionales, Juicio Político, Presupuesto y Hacienda y Poderes, Peticiones y Reglamento.

De acuerdo al esquema votado el jueves, para los porcentajes correspondientes a la oposición en las comisiones propondrán a dirigentes de la UCR, el peronismo disidente, la Coalición Cívica, Pro, Proyecto Sur, Partido Socialista y GEN.

También, están en este lote el Frente Cívico de Catamarca, Córdoba Federal, Salta Somos Todos, el Partido Liberal Corrientes, el Demócrata Progresista, Diálogo por Bs. As., Libres del Sur, Solidaridad e Igualdad, Unión Popular, el Bloque Peronista, el Movimiento Popular Fueguino y el Bloque Valores por mi País.

En el grupo denominado «B», que corresponde al oficialismo, se encuentra el Frente para la Victoria, mientras que aún resta resolver a qué sector se sumarán los habituales aliados del oficialismo como Encuentro Popular y Social, Concertación, Frente Cívico por Santiago del Estero, Renovador de Salta y el Movimiento Popular Neuquino, entre otros.

Otro de los puntos sobre el que se buscará avanzar esta semana es en la definición de la vicepresidencia tercera del cuerpo, cargo que los diputados decidieron dejar vacante, a raíz del acuerdo de último momento que llevó a una distribución diferente a la que se pensaba en las vicepresidencias primera y segunda de la Cámara baja.

Al decidirse que el Frente para la Victoria se quedará con la vicepresidencia segunda, que será ocupada por Patricia Fadel, se alteró el esquema propuesto por la oposición en el que el peronismo federal, que lidera Felipe Solá, iba a ocupar ese lugar y la Coalición Cívica la vicepresidencia tercera.

La bancada que desde el 10 de diciembre presidirá Elisa Carrió decidió, por su parte, resignar la posibilidad de ocupar ese lugar a cambio de poder avanzar en una negociación, que también incluyó la distribución de las presidencias y los integrantes de las comisiones.
diputados-470
El sector que encabezan Felipe Solá y Francisco de Narváez, tenía previsto proponer al ex jefe de gabinete duhaldista, Alfredo Atanasoff, para ocupar la vicepresidencia segunda, pero finalmente la alternativa de estar un escalón más abajo no convenció a algunos de los integrantes del bloque.

Según fuentes de esa bancada, «la escasa gravitación del vicepresidente tercero en las decisiones de la Cámara» habrían hecho dar marcha atrás a Atanasoff y a los otros candidatos a ocupar ese lugar.

Es que, para muchos de los diputados de ese espacio «es más seductor estar a cargo de una comisión que ser la cuarta autoridad de la Cámara baja, detrás del presidente y de los dos vicepresidencias restantes», agregaron los voceros de ese bloque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here