Amado Boudou ratificó que la meta de crecimiento para este año es de 7 por ciento. Además, dijo que después de haber pagado ayer 2.200 millones de pesos del Boden 2012 «tenemos más reservas que en el mes de diciembre». En ese marco, recordó «los palos en la rueda que le pusieron a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando decidió pagar la deuda con reservas». Además.

Boudou realizó estas afirmaciones en el marco de un encuentro organizado por la Federación de Comercio e Industria de la ciudad de Buenos Aires (FECOBA) y de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), acompañado por el viceministro de Economía, Roberto Feletti, y el presidente de la entidad, Osvaldo Cornide.

«Tenemos una meta de crecimiento del 7 por ciento para 2010», aseguró el ministro, quien dejó en claro que se mantendrá la política económica de «sostener la demanda agregada, fortaleciendo el consumo interno».

Boudou dejó en claro que los registros de crecimiento se están logrando merced a las políticas aplicadas contra «el viento de frente del año pasado, que nos permitió sortear la crisis».

«Es mentira que la Argentina esté creciendo por el viento a favor, es una de las más grandes mentiras de estos años, ya que lo estamos haciendo porque aplicamos una nueva concepción del sistema económico», aclaró.

Boudou arremetió nuevamente contra el arco político opositor y recordó que está integrado, entre otros, por «los mismos irresponsables que bajaron la jubilación un 13 por ciento, por eso digo que siempre son irresponsables, cuando les toca administrar y cuando les toca ser oposicíón».

De hecho, fustigó a quienes «se muestran preocupados por la pobreza y simultáneamente quieren sacar las retenciones, y me preocupa que eso se pueda convertir en el brazo político de una corporación», dijo en alusión al discurso pronunciado el sábado pasado por el titular de la Sociedad Rural Argentina, Luís Biolcatti.

«Gracias a Dios son oposición y no administración, sino estaría pasando algo muy grave en nuestro país», sentenció Boudou.

A modo de ejemplo, recordó «los palos en la rueda que le pusieron a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando decidió pagar la deuda con reservas y hoy, después de pagar 2.200 millones de pesos del Boden 2012, tenemos más reservas que en el mes de diciembre» del año pasado.

En cuanto a la tensión registrada en los precios de algunos productos, explicó que no cree que «haya un proceso inflacionario, sino complicaciones con algunos precios».

«Los procesos inflacionarios tienen que ver con el déficit y la inestabilidad del dólar, y les quiero recordar que ingresamos en el octavo año consecutivo con superávit fiscal y comercial», señaló el ministro.

En tal sentido, instó a «trabajar entre todos y no aceptaremos que el fortalecimiento del mercado interno, ni los salarios ni las jubilaciones sean un problema inflacionario, por lo tanto vamos a estar al lado de la población para cuidar los precios».

«Si hay alguien que aumenta los precios no es ni el Gobierno, ni el INDEC, ni el último eslabón de la cadena» de comercialización, explicó el ministro Amado Boudou.

Por su parte, Cornide resaltó la «diversidad política» que existe en la entidad que preside, al tiempo que subrayó su «coincidencia con las medidas económicas que toma este Gobierno»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here