La Presidenta informó que «pasó de 1.037 millones de dólares en 2008 a 2.281 millones de dólares». En ese marco, agregó que en medio de la crisis «los grandes países vieron caer sus exportaciones en casi un 60%, mientras en la Argentina sólo fue del 20%». Fue al inaugurar las obras de una terminal en el puerto La Plata.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner reveló hoy en Berisso que el superávit comercial de mayo fue un 120 por ciento mayor que en el mismo mes del año pasado y destacó que el crecimiento se produjo «en el marco de un mundo que se derrumba».

«Hoy, a pesar de la crisis, de un mundo que se derrumba, el superávit comercial de mayo fue un 120 por ciento más alto que en mayo del año pasado. Pasó de 1.037 millones de dólares en 2008 a 2.281 millones de dólares. Un 120 por ciento más», recalcó.

Agregó que ese es el resultado de «poner ante la crisis internacional más obras y más trabajo», y dijo que por eso la Terminal de Contenedores cuya obra lanzó hoy en Berisso «va a tener futuro».

Destacó que mientras las exportaciones de los grandes países caen en un 50 y 60 por ciento, en la Argentina «apenas se redujeron un 20 por ciento».

Sin embargo notó que el resultado de la política comercial del gobierno nacional permite mostrar en los primeros cinco meses de 2009 un superávit comercial de 8.100 millones de dólares, contra los 5.100 millones de dólares del mismo período de 2008.

«Este es el resultado del esfuerzo por mantener el nivel de empleo» y recordó que esta semana participó de la inauguración de una planta modelo en Almirante Brown, de un acto en una fábrica automotor de Santa Fe y que recibió la visita de industriales que radicarán plantas para fabricar calzado en el gran Buenos Aires.

«Tenemos que entender que en toda crisis hay una oportunidad y esta es la de iniciar un proceso de sustitución de importaciones, de agregar más valor a los productos aquí, en la República Argentina, y así generar más trabajo y trabajo mejor remunerado», sostuvo.

Dijo que por eso el gobierno trabajó desde 2003 en apuntalar «como nadie» a la educación, y destacó que mientras concluye el plan de 700 escuelas ya está en marcha un segundo plan por otras mil.

«También hicimos 150.000 viviendas y vamos por más. Recuperamos nuestro Banco Hipotecario para aquellos que precisan ayuda para su propia casa y vamos también por más en materia de soluciones habitacionales», expresó.

Recordó que desde 2003 se crearon más de 4 millones de puestos de trabajo y en el mismo lapso surgieron 20.000 empresas por año. También destacó el mayor plan de becas para todos los niveles de la educación, con 20.000 para apuntalar el desarrollo tecnológico e industrial del país.

Asimismo dijo que la renegociación de más de 1.500 convenios colectivos de trabajo ayudaron a «recuperar el poder adquisitivo y generaron un mercado interno robusto y sólido, ideal para enfrentar mejor a esta crisis».

La presidenta se preguntó qué hubiera pasado si en esta crisis el gobierno hubiese estado en manos de «algunos de los que hoy hablan y critican, y creen que el Estado no debe intervenir y que el mercado todo lo resuelve».

«Imagino por cinco segundos qué estarían haciendo y no necesito más para saber que estamos en el camino acertado y haciendo lo que tenemos que hacer para cuidar a los argentinos», se respondió.

Destacó el valor del mercado interno y el consumo argentino en el crecimiento del país e instó a «entender que la sociedad crece en la medida en que crecen los que trabajan, ganan y viven dentro de ella».

Dijo que gobiernos anteriores sólo actuaban con planes de ajuste «que se imponían desde afuera» y afirmó que por eso «hoy critican tanto y hacen tantos pronósticos de desastre».

En ese sentido ponderó el espíritu de los inmigrantes, que entre otros puntos del país dejaron una profunda huella en la localidad de Berisso, quienes sabían que «la construcción de nuestro país se basa en agregar valor a los productos, creer en la producción y el trabajo argentinos».

«Tenemos que volver a creer, como nuestros abuelos cuando vinieron, que nadie nos ayuda sino nosotros mismos. Esa es la cultura de los inmigrantes, del trabajo y del esfuerzo», expresó Cristina.

Señaló que el gobierno apuesta a las obras públicas porque las considera esenciales para el crecimiento, y que el futuro del país se basará en el trabajo del sector público a la par del empresario.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here