Según se informó, los equipos ya encontraron al primer cadáver que aunque aún no se informó si ya fue remontado en el fondo del mar. La tragedia ocurrió en el vuelo que se dirigía desde Río de Janeiro a París, en el que murieron 228 personas. Esta semana hallaron la segunda caja negra.

El primer cadáver de uno de los pasajeros del vuelo del Airbus de Air France que se dirigía a Río de Janeiro desde París, y que se precipitó en 2009 en el océano Atlántico, fue hallado en el mar.

Según consigna la agencia Ansa, citando fuentes de la Gendarmería Nacional Francesa, en las últimas horas fue encontrado el primero de los cadáveres, aunque no se informa si ya fue remontado desde el fondo del mar, después de estar sumergido cerca de dos años.

En Francia, algunas familias son favorables a la recuperación de sus seres queridos para brindarle sepultura, pero otras prefieren que los restos descansen en el mar.

El Airbus A330 del vuelo 447 se precipitó en el Atlántico en 2009 lo cual le costó la vida a las 228 personas que estaban a bordo.

Durante el largo proceso de investigaciones para determinar las causas del siniestro la hipótesis privilegiada apunta hacia el funcionamiento defectuoso de las sondas de velocidad de la nave.

El Comité de Investigación y Análisis (BEA) anunció en los últimos días el hallazgo de dos cajas negras del avión lo cual abre nuevas esperanzas en la elucidación de las causas que originaron la catástrofe aérea.

La grabadora de datos que recoge las conversaciones de los pilotos, los intercambios radiales y los sonidos en la cabina fue localizada a tres mil 900 metros de profundidad a una decena de metros de la primera, empleada para registrar los parámetros de vuelo.

Los dos registradores serán trasladados a territorio francés para efectuar las investigaciones requeridas. La compañía Air France y el constructor aeronáutico Airbus fueron imputados por homicidio involuntario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here