La Comisión Europea (CE) consideró «desafortunado» que el gigante de internet Google haya decidido aplicar, tal y como había anunciado, su nueva política de privacidad, a pesar de la advertencia de Bruselas y las autoridades francesas de que no la consideran compatible con la ley de la UE.

Es desafortunado que Google haya seguido adelante con su nueva política antes de responder a las preocupaciones de la autoridad francesa de protección de datos», declaró en un comunicado difundido la vicepresidenta de la CE y responsable de Justicia, Viviane Reding.

La comisaria confirmó su respaldo a la petición de la autoridad de protección de datos de Francia de que Google retrasase su nueva política de privacidad, hasta que las dudas sobre si se ajusta a la legislación europea hubieran sido resueltas.

Según Reding, todas las compañías que ofrecen servicios a los consumidores Europeos deben proporcionarles «información clara» sobre su política de privacidad.

«En Europa, los consumidores deben poder tomar decisiones informadas sobre los servicios basados en internet que utilizan», señaló la comisaria.

Fuentes comunitarias explicaron que la autoridad francesa expresó a Google a través de una carta sus «serias dudas» de que su nueva política de privacidad fuera conforme a la legislación europea; en concreto, a la directiva sobre protección de datos de 1995.

En la misiva, piden además a Google que responda a esas dudas, ya que si vulnera las normas europeas puede enfrentarse a sanciones.

En ese caso, la aplicación de la legislación europea de protección de datos está «descentralizada», de forma que corresponde a las autoridades nacionales competentes verificar que las compañías cumplen con la ley y no a la Comisión Europea emprender acciones contra las empresas, agregaron las fuentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here