Scania comenzó a aplicar este mes suspensiones progresivas y rotativas en su planta de la localidad tucumana de Cruz Alta, según informaron este viernes a medios locales desde el Sindicato Metalmecánico Automotor (SMATA).

 

Luis Diarte, representante de SMATA, indicó que la medida afectará a todo el personal de la fábrica, en la que trabajan unos 400 operarios, y se extenderán hasta junio, mes en el que se conocerá el nuevo esquema de trabajo de la empresa.

 

Así, durante este período, el personal percibirá el 75% de sus haberes, mientras Scania se comprometió a no despedir a sus operarios, precisó Diarte.

 

«Las suspensiones en la empresa son por seis días por mes para todo el personal, en algunos casos más, son para evitar despidos», sostuvo.

 

El sindicalista explicó que la reducción de la actividad y los ingresos se debe a la «crisis mundial». «Hay que tener en cuenta los problemas que atraviesan los paises desarrollados y en algún momento nos tocará de cerca a nosotros».

 

Sin embargo, aseguró que la empresa está realizando inversiones. «La nueva caja de velocidad se producirá acá. Hay que tener esperanzas de que todo mejore», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here